Sevilla está entre las peores capitales en accesibilidad para minusválidos

  • Un estudio califica de "regular" la superación de las barreras arquitectónicas aunque otorga un "bien" al nivel de adaptación de los autobuses urbanos.

Comentarios 4

Un estudio realizado sobre 18 capitales españolas ha otorgado la calificación de "regular" a la accesibilidad que presenta la ciudad de Sevilla para las personas que están en una silla de ruedas y tienen que realizar acciones cotidianas como hacer un recorrido por las calles, subirse a un autobús o intentar acceder a una piscina municipal para practicar natación.

El estudio, realizado por la revista Eroski Consumer, concluye que Sevilla se encuentra entre las ciudades que han recibido las peores evaluaciones, junto a Bilbao y Málaga, mientras que las mejores puntuaciones fueron para Pamplona y San Sebastián, que aprobaron con una calificación de "muy bien".

En la primera de las actividades de que consta el estudio, la realización de un recorrido por la ciudad en silla de ruedas, los técnicos de la revista comprobaron cómo en la mitad de las ocasiones, en algunas zonas el pavimento "no era estable" y había adoquines levantados, baldosas rotas y sueltas, baches, agujeros o socavones. Estos problemas, que podían ocasionar situaciones de peligro para los discapacitados se producían con especial incidencia, además de en Sevilla, en otras ciudades como La Coruña, Barcelona, Bilbao, Cádiz, Granada, Vitoria y Zaragoza.

La segunda prueba consistía en un recorrido en autobús urbano. En esta ocasión, la nota que recibió Sevilla fue de "bien", dado que se comprobó que a la hora de acceder al vehículo las puertas eran lo suficientemente anchas -tenían al menos un metro-, si bien tareas como cancelar o pagar el billete "se convertía en una odisea si no había un acompañante" dado que la máquina canceladora se encuentra junto al conductor y, por tanto, lejos del lugar por donde accede la persona con dificultades de movilidad. Esta situación se repitió en Sevilla, Bilbao, Cádiz, Córdoba, Granada, Madrid, Valencia y Zaragoza. El estudio destaca como positivo que en todos los autobuses urbanos analizados había una zona adaptada para personas con silla de ruedas.

El último elemento investigado en cuanto a la accesibilidad consistía en tratar de acceder a un centro deportivo municipal con piscina, para averiguar si eran accesibles para estas personas. El estudio destaca los casos de Sevilla, Málaga y Bilbao, y explica que en Sevilla y Málaga no se permitió el acceso de la persona discapacitada más allá de la recepción, mientras que en Bilbao fue imposible acceder debido a la existencia de un escalón de unos 20 centímetros y ocho escaleras en el interior del edificio.

La calificación final que obtuvo Sevilla en el estudio de Eroski Consumer fue de "regular", ya que obtuvo esta misma calificación en el apartado relacionado con el recorrido, un "bien" en el acceso al autobús urbano, y no se puntuó el acceso al centro deportivo municipal al no permitir la entrada. Sevilla logró la misma puntuación que Bilbao y Málaga, pero muy por debajo de Pamplona y San Sebastián -que lograron un "muy bien"- y de otras ciudades como Madrid, Barcelona, Alicante, Córdoba, Granada, Murcia, Valencia, Valladolid, Vitoria y Zaragoza, que obtuvieron una calificación de "bien". Completan el ranking La Coruña, Cádiz y Oviedo, con un "aceptable".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios