Sevilla volverá a tener una rosaleda como las de Madrid y Barcelona

  • El Consistorio baraja los parques de María Luisa y de los Príncipes para acoger un proyecto botánico que quiere atraer al turismo que se mueve alrededor de la flor

Comentarios 2

Sevilla volverá a tener una gran rosaleda como la que en su día se ubicó en el Parque de los Príncipes. La idea de la delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento es dedicar una amplia extensión de uno de los parques de la ciudad al exclusivo cultivo de las numerosas variantes de rosas que existen, una especie que cuenta con centenares de miles de aficionados de todo el mundo.

El proyecto, que ya está siendo estudiado por los técnicos del Servicio de Parques y Jardines, pretende emular a los rosales que existen en Madrid (Parque del Oeste y Parque del Retiro) y Barcelona (Parque Cervantes). "Es impresionante la cantidad turistas que mueve el cultivo de la rosa en Europa", manifestó a este periódico la delegada de Medio Ambiente, Eva Patricia Bueno, quien visitó recientemente el Concurso Internacional de Rosas del Parque Oeste de Madrid, un evento que se pretende emular. "Nuestra idea es incluir a Sevilla en el circuito de la floración de la rosa que se desarrolla por toda Europa, desde España e Italia hasta Bélgica".

Para albergar la rosaleda sevillana, "que será una realidad antes de que finalice el presente mandato", se están barajando el Parque de María Luisa (en la avenida Isabel la Católica, una vez que se culmine el proyecto de ajardinamiento de este lugar ocupado actualmente por los coches), el de los Príncipes o algunos de los del Guadalquivir.

Como botón de muestra, la rosaleda del Parque Cervantes de Barcelona (diseñada en 1965 y recuperada en 1998) se extiende por más de cuatro hectáreas y alberga a 220 variedades diferentes de esta flor. Al igual que en Madrid se desarrolla desde 2001 el Concurso Internacional de Rosas Nuevas. El sistema consiste en que los productores europeos de rosas envían sus plantas a principios de otoño y los técnicos de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Barcelona se encargan de plantarlas y cultivarlas. Así, el día de la celebración del concurso, se premian las siete variedades más hermosas. Un jurado internacional experto valora la fragancia, la resistencia, el vigor de la flor, el follaje, la estética, la novedad… De esta forma, año tras año aumenta el número de variedades de rosales del parque. Además, esta fiesta también tiene un importante componente ciudadano, pues se celebra un programa de actividades paralelas para todos los públicos. Talleres y demostraciones de perfumes, de cultivo de rosas, de cocina floral, etcétera.

Sea o no el Parque de María Luisa el elegido para acoger la rosaleda, lo cierto es que la rosa trepadora será una de las protagonistas del proyecto de ajardinamiento y peatonalización de la Avenida Isabel la Católica (la que discurre frente a la Plaza de España) para que recupere el aspecto que tuvo durante la Exposición Iberoamericana de 1929.

El proyecto fue presentado recientemente por Eva Patricia Bueno: contempla la supresión de la gran verja que separa la masa verde de la Plaza de España, la sustitución de las calzadas de alquitrán por carriles de albero y el ajardinamiento de Isabel la Católica, la glorieta Aníbal González, Don Pelayo y la plaza del Colegio de España.

Respecto al problema de aparcamiento que generará esta medida (eliminará unas 200 plazas) la delegada afirmó que se está trabajando ya con las delegaciones de Urbanismo y Movilidad, pero recordó que "en todos estos lugares está prohibido aparcar".

Como novedad, Eva Patricia Bueno dijo que su delegación va a iniciar la replantación de los setos de la Plaza de España (los que van paralelos a la semicircunferencia) con ebonimus y que recuperará los jazmines que antiguamente estaban plantados en los bancos de las provincias de España. "Un jardín, y más uno sevillano, no es sólo el color, sino también su olor", dijo. Asimismo, se sanearán los laureles de Indias de la zona.

220

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios