Debate del estado de la ciudad

Espadas sigue confiando en la izquierda radical

  • El alcalde manifiesta que su "predilección" son Participa e IU, que fueron muy críticos con sus dos años de gestión

  • Ciudadanos destaca la pérdida de competitividad

Comentarios 2

La crisis política con la que ha llegado Juan Espadas al ecuador del mandato estuvo presente en todo momento en el segundo debate sobre el estado de la ciudad. Aunque se esperaba más de lo que fue en el Salón Colón. Y eso que el alcalde comenzó fuerte. "No deje que la verdad te estropee una buena historia". Esta frase la utilizó para aventurar el guion que iban a seguir Participa Sevilla e Izquierda Unida después de que ambas formaciones vengan repitiendo en los últimos días que ha sido el gobierno socialista quien ha roto el acuerdo de investidura tras los constantes incumplimientos. Lo que hizo el primer edil fue poner el parche antes de la herida. Y fue más allá. Se apresuró a confirmar que esos acuerdos para apoyar su toma de posesión siguen vigentes. En el balance que hizo de sus 24 meses en el cargo defendió que el Ayuntamiento es ahora "más útil y social", destacando su gestión en empleo, vivienda y asuntos sociales.

"Nadie ha regalado nada, sino que se ha negociado cada punto y cumplido los acuerdos al máximo de sus posibilidades". Cargó contra la normativa estatal y las restricciones de la Intervención. Entre las prioridades para lo que resta hasta mayo de 2019 señaló la agilización de las licencias de Urbanismo y el deseo que de llegue más inversión pública a la ciudad.

Espadas: "Nadie ha regalado nada, sino que se ha negociado cada punto y cumplido los acuerdos al máximo"

El turno pasó a Izquierda Unida. "Nuestro primer balance fue crítico. Ahora es doblemente crítico". Daniel González Rojas solicitó de nuevo la destitución del delegado de Seguridad tras el desalojo de miembros de su partido y ex eventuales de Lipasam del interior de la Casa Consistorial. Sobre Espadas comentó que "se le está poniendo la cara de ese alcalde que no supo gestionar su número de concejales, y que cansó a los vecinos y vecinas con sus promesas y mentiras". El edil apuntó que aún no apreciaron ningún cambio sustancial en la gestión municipal o en la forma de gobernar. Tras detenerse para evaluar lo que se está haciendo en algunas áreas, reseñó que existen varios indicadores que han empeoraron desde la llegada del socialista a la Alcaldía. Terminó señalando que "es falso que el gobierno esté mirando a la izquierda, no están haciendo nada".

González Rojas: "Se ha descalificado mucho hoy aquí y se ha hablado muy poco de los problemas de la ciudad"

La intervención de Participa Sevilla vino precedida por una petición a la presidente del Pleno antes de que hablase el alcalde para que se quitasen los aires acondicionados "en solidaridad" con los colegios. Susana Serrano quiso poner el énfasis en que son muchos los incumplimientos del gobierno, uno de ellos la falta de presupuestos participativos. "No existen avances en vivienda, la lucha contra la violencia de género, la igualdad o asuntos sociales. Han sido dos años de medias verdades, fuegos artificiales, autoritarismo y en línea con Zoido".

Serrano: "No existen avances en vivienda, la lucha contra la violencia de género o asuntos sociales"

La letra de una comparsa utilizó Ciudadanos para resumir los dos años "perdidos" por Espadas. Un inspirado Javier Millán destacó que las empresas no eligen la ciudad para invertir, la pobreza se hace crónica, la necesidad de un plan de mejora de la seguridad y la limpieza de los barrios y la poca capacidad para sacarle más rentabilidad al turismo, "prefieren la cantidad a la calidad". Puso el dedo en la llaga con dos polémicas que siguen vigentes: los taxistas y los incidentes de la Madrugada. "Sevilla no funciona. Es incapaz de liderar una ciudad que pierde competitividad. Es más de lo mismo".

Millán: "Sevilla ha perdido dos años con un gobierno de incapacidad, incompetencia e incumplimientos"

El pleno para hacer balance finalizó como comenzó. Espadas hablando. "Se ha descalificado mucho hoy aquí y se ha hablado muy poco de los problemas de la ciudad". No le faltó razón. En un tono sosegado disparó contra todos y dejó claro que su "predilección" sigue siendo llevar a cabo políticas de izquierda con sus dos socios de investidura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios