Sevillana Endesa iluminará 15 edificios en 2008 por valor de 840.000 euros

  • El anfiteatro romano de Itálica figura entre las edificaciones escogidas · El exterior del Salvador será también realzado

El anfiteatro romano de Itálica será realzado con iluminación artística este año gracias a la Fundación Sevillana Endesa. Esta entidad afrontará 15 nuevos proyectos este año, entre los que también se incluyen la iluminación exterior de la iglesia de El Salvador, la del Monasterio de Nuestra Señora de Loreto y la de la Real Academia de Medicina. La fundación movió el año pasado cerca de 800.000 euros, de los que más del ochenta por ciento se destinaron a proyectos de iluminación artística. Este año está previsto que la esta entidad dedique 840.000 euros al desarrollo de su programa de trabajo. Creada en 1988, la Fundación lleva destinados más de 15 millones de euros a este fin.

El último gran proyecto que ha presentado públicamente ha sido el de la iluminación artística del interior del Salvador, en el que ha instalado el sistema de la pantalla táctil gracias al cual se puede controlar la iluminación mediante una serie de páginas que representan las distintas zonas de la Iglesia. De esta forma es posible controlar cada uno de los distintos encendidos. El sistema aporta ventajas tales como la información de las horas de funcionamiento de cada encendido (un aspecto importante para prever las tareas de mantenimiento), las rutinas de encendidos predefinidas y las restricciones en el acceso al control del sistema.

En lo que se refiere a la iluminación exterior del templo, prevista para este 2008, se realizará un bañado de luz uniforme en las fachadas que presenta la iglesia, así como en la cúpula y en la torre campanario, con lámparas de gran eficiencia energética y notable rendimiento cromático que permitirán una iluminación de calidad con bajo consumo energético. Se instalarán 76 puntos de luz distribuidos en seis circuitos. Todos los proyectores dispondrán de rejilla para limitar el deslumbramiento hacia las personas y vehículos que transiten por la zona, evitando además la iluminación residual hacia otros edificios y controlando la contaminación lumínica del cielo nocturno.

En todos los proyectos que promueve la fundación se tiene en cuenta, en primer lugar, la elección de las fuentes de luz y las luminarias. Deben reunir una serie de cualidades: un gran rendimiento lumínico, el ahorro energético, una larga vida media, una buena reproducción cromática, una baja emisión de calor, amplia gama de temperatura de color y una fiel reproducción cromática. También hay que tener en cuenta la disposición de los equipos para que no perturben la conservación visual del entorno, así como la adecuación de cada proyecto a los niveles recomendados de iluminación y de radiación ultravioleta. Además, se dedica especial atención a utilizar luminarias y proyectores que permitan obtener buenos niveles de luz con menor potencia y bajo consumo. En el caso de los templos se tiene en cuenta la aplicación de múltiples encendidos que permitan elegir la iluminación más adecuada a cada tipo de celebración y diferenciar de esta forma la solemnidad del culto litúrgico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios