Silva ordena insonorizar la piscina de Crédito tras un año de quejas vecinales

  • El centro Fundición permanecerá cerrado unos días por las obras en la sala de depuración · El edil dice ahora que ha "verificado personalmente" el nivel de ruido y vibraciones

El concejal de Juventud y Deportes en el Ayuntamiento de Sevilla, Francisco Manuel Silva (IU), anunció ayer que ha ordenado la realización de obras de insonorización tanto de la sala de depuración y climatización como del transformador eléctrico del centro deportivo de la calle Crédito tras admitir que había "verificado personalmente" el nivel de ruidos que desde hace un año denuncian los vecinos del bloque adyacente a la instalación deportiva, donde actualmente sólo está abierta la piscina cubierta. Silva explicó que la Delegación municipal de Medio Ambiente había confirmado al Instituto Municipal de Deportes (IMD) la existencia de tales ruidos y que había solicitado la realización de un informe al respecto, documento que ayer mismo fue devuelto a Medio Ambiente con el "cronograma de intervenciones" que se van a llevar a cabo en el centro deportivo hasta paliar las molestias que sufren los vecinos.

Silva precisó que la empresa constructora del centro, Dragados, ha iniciado esta semana las labores de insonorización de la sala de motores y climatización del centro, por ser, junto al transformador de Endesa, los dos principales focos de emisión de ruido. La piscina tendrá que estar cerrada unos días, según confirmó anoche el IMD, por las obras de construcción de los nuevos conductos de ventilación de la sala de máquinas, para lo que se precisa que se apaguen los motores. Después de esta primera fase, que podría quedar resuelta esta semana, se procederá a la insonorización del transformador eléctrico.

"Soy consciente de los ruidos porque los he verificado en el propio centro", sostuvo ayer el edil de IU, quien, no obstante, instó a los vecinos afectados a acudir al distrito Casco Antiguo y pedir el informe que reclaman, ante lo que aseguró que "en ningún momento se ha ocultado información".

Pese a que ha tenido que transcurrir un año desde que los vecinos reclamasen al Consistorio hispalense la adopción de medidas para acabar con los ruidos y vibraciones del centro deportivo Fundición, el propio Silva insistió ayer en que "la mejor noticia es que se está trabajando en la insonorización para que los parámetros de ruido sean permisibles" y apostó por que una vez concluidos dichos trabajo se consiga que "los que quieran nadar, que naden, y los que quieran descansar puedan hacerlo con tranquilidad".

El portavoz de los vecinos afectados, Óscar Ceballos, explicó a Europa Press que los vecinos cuyas viviendas reciben las vibraciones están "destrozados después de estar torturados desde hace más de un año" y detalló que "el sistema de depuración está pegado literalmente a la pared de las casas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios