Sólo queda una planta para culminar la estructura de la Torre Cajasol

  • El rascacielos de la isla de la Cartuja llegará a su máxima altura en el mes de diciembre

Las obras de la Torre Cajasol avanzan a buen ritmo y cumpliendo el calendario de trabajo. A la espera, eso sí, de que se aclare la empresa que fabricará definitivamente los paneles de la fachada, los operarios se encuentran actualmente ejecutando el muro entre las plantas 37 y 38 de este rascacielos en el extremo sur de la Isla de la Cartuja. Como se anunció, se prevé la finalización de la estructura para diciembre de 2012.

Fuentes cercanas a Caixabank han explicado que la obra "continúa" y se va levantando a buen ritmo la estructura. En concreto, a día de hoy, "ya se ha ejecutado el forjado de la planta 37, la última planta pisable y abierta al público, tal y como estaba previsto en la planificación". De hecho, la planta 37 "ya está hormigonada" y ya se ha realizado el muro entre ésta y la 38.

En la planta 37 se ubicará un mirador que estará por encima del restaurante panorámico previsto en la planta 36. Lo más impresionante de esta zona es que estará ajardinada con distintas especies de árboles.

La planta 37 es la última de la torre que permanecerá abierta al público, ya que la 38 y 39 serán de las llamadas llamadas técnicas, esto es, donde se ubicarán las instalaciones de aire acondicionado, ascensores, eléctricas y del agua. Los más optimistas dicen que desde la cúspide de la torre se podrá ver el mar.

Las obras de construcción de la estructura culminarán con la instalación de una gran cubierta el próximo mes de diciembre, cuando se alcanzará la cota máxima del edificio, unos 180 metros de altura. La gestión del seguimiento de las obras de la torre pasó a ser competencia de Caixabank a partir del 3 de agosto, cuando se cerró la operación de fusión de Banca Cívica -donde se integraba la andaluza Cajasol, promotora inicial del proyecto- con la entidad de crédito catalana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios