Sólo el 15% del profesorado secunda la huelga contra el Plan de Calidad

  • Casi 2.000 profesionales de la enseñanza, según los sindicatos convocantes, se manifestaron ayer en Sevilla · La Junta reduce el seguimiento a 361 docentes

12:30

Las previsiones se cumplieron. Sólo un 15% del profesorado sevillano secundó ayer la jornada de huelga para protestar contra el Plan de Calidad de la Enseñanza de la Junta, según las primeras estimaciones de los sindicatos convocantes APIA y CGT, que en los próximos días ofrecerán datos más detallados.

Los mismos representantes sindicales indicaron un día antes que se esperaba una menor participación que la del pasado 21 de mayo, cuando a esta jornada de paro se sumaron tres sindicatos más, entre ellos SADI y Ustea, que cuentan con gran número de afiliados.

La Consejería de Educación, por su parte, redujo el seguimiento de la huelga en la provincia de Sevilla al 1% del profesorado. Según fuentes oficiales de la Administración autonómica, 361 docentes no acudieron ayer a sus centros educativos para protestar contra el plan que aprobó la Junta la pasada primavera con el respaldo de los sindicatos CCOO, UGT y ANPE.

El principal acto programado para esta jornada fue la marcha que arrancó a las 12:30 de la plaza de toros de la Maestranza, 30 minutos después de la hora fijada. En esta marcha participaron casi 2.000 docentes -según los sindicatos convocantes- la mayoría de ellos pertenecientes a la enseñanza Secundaria, donde mayor rechazo se ha mostrado al Plan de Calidad, casi del 80%.

La pancarta que encabezó la protesta repetía el lema de la manifestación de mayo: "No al plan de incentivos. Sí a la enseñanza pública de calidad". Tras ella se situaban Eduardo Fernández y Joaquín Martínez, delegados provincial de APIA y secretario general de la Enseñanza en CGT, respectivamente. La manifestación se desarrolló de manera silenciosa y de forma rápida. Apenas hubo silbidos. Sólo varios gritos de protesta: "Los docentes no se venden". A la manifestación se sumó también el sindicato CNT y algunos afiliados de SADI.

La manifestación, en la que no se produjeron incidentes, se extendía desde la confluencia de Reyes Católicos con Paseo de Colón hasta la estación de Plaza de Armas. Los principales problemas de tráfico se originaron en el momento en el que los manifestantes llegaron al puente del Cristo de la Expiración, donde los autobuses que salían de la estación cercana tuvieron que esperar varios minutos a que la marcha terminase de pasar por dicha vía.

La protesta duró una hora. A las 13:30 la cabecera de la manifestación llegó a Torre Triana, sede de la Consejería de Educación. La consejera Teresa Jiménez se negó a hablar con los representantes sindicales, pese a que -según Eduardo Fernández- el lunes 17 de noviembre se le solicitó una reunión para el día de ayer. Tras 45 minutos de espera los docentes abandonaron Torre Triana ante la falta de respuesta. En esta ocasión no fueron atendidos ni por el viceconsejero, Sebastián Cano, que los recibió en mayo. El 20 de diciembre los sindicatos se reunirán de nuevo para decidir si continúan con las protestas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios