Calle Rioja

Subiendo por la escalera de color

  • Metropolosiana edita 'El Póker de los Sábados', una baraja francesa con los 54 naipes reglamentarios.

Comentarios 1

NO sólo de libros viven los lectores. La sentencia es de José Daniel Serrallé, que desde ediciones Metropolisiana ha puesto en marcha una insólita colección, Prêt-à-Porter, cuyo primer volumen se titula El Póker de los sábados. No es una retórica ni un farol, en el argot de la baraja francesa con la que los potenciales lectores disfrutarán de un juego de origen norteamericano que se practica con unos naipes de ascendencia oriental. Hagan juego, señores. ¿Alguien da más por la alianza de las civilizaciones?

Bajo la atenta mirada de un póker de escritores irlandeses, con Oscar Wilde de jefe del cuarteto, las cartas se desplegaron sobre una de las mesas del Trinity, el pub del hotel Inglaterra. Manuel Ortiz (Sevilla, 1962, diseñador gráfico), y Antonio Álvarez (Sevilla, 1966), impresor, artífices del proyecto, emulaban a Paul Newman y Robert Redford en El Golpe de George Roy Hill. Una baraja de 54 cartas, un juego al que se sumaron David Ladrón de Guevara (Sevilla, 1972), hasta no hace mucho librero, y María Fernández-Melero, de la empresa de comunicación cultural Edere.

Después de haber sacado dos colecciones, Particular y El Observatorio, Metropolisiana decidió dar un paso adelante. "Los escritores son muy fetichistas", dice Serrallé, "les gustan mucho los objetos, por eso tenemos intención de editar productos que no sean libros, tipo postales, almanaques, cuadernos". Desde las Cartas de España de Blanco White, tan epistolar palabra no tenía presencia tan vistosa en las letras sevillanas. La editorial editará El cinquillo de los domingos, con la baraja española, y Bienvenido a la comunidad, un homenaje al juego de las familias.

Antonio Buero Vallejo y Fernando Vizcaíno Casas, curioso binomio intelectual, solían medir sus fuerzas sobre un tablero de ajedrez. Dicen de Pedro Garfias que ganó más dinero en su exilio mexicano jugando al dominó que con sus poemas. Todo va unido. "En el juego, como en el jazz y la poesía, se necesita humo", señala Serrallé. No querían cartas de bibliófilo, sino "que sirvieran para jugar". Por internet encontraron una empresa valenciana especialiazada y los naipes con la rúbrica editorial salió de una imprenta de Granada el 28 de octubre, festividad de San Judas Tadeo, patrono de los imposibles. Aniversario del triunfo de Felipe González en las elecciones de 1982, del cese de Javier Clemente en la selección y de la muerte de Rafael Alberti.

Los jugadores echaron sobre la mesa una fichas adquiridas en Taiwán. Ortiz y Álvarez son los responsables de la ilustración de esta réplica del stendhaliano Rojo y Negro, los colores de la baraja, con los rombos, corazones, picas y ases. Logotipo este último que fue incorporado a la cabecera y a las calificaciones del diario deportivo As. Metropolisiana ha tirado 500 ejemplares de este juego de cartas (multiplicados por el número de jugadores: un regreso a la lectura coral y comunitaria del mester de juglaría), se puede adquirir por internet y en dos librerías, La Fuga y Un Gato en Bicicleta, y la galería Wabi-Sabi.

Ortiz y Álvarez leyeron hace años El jugador de Fedor Dostoievsky, y pensaron hacer una edición ilustrada, una de las dedicaciones más esmeradas de Metropolosian. El diseñador gráfico está leyendo Kaputt, de Curzio Malaparte y el impresor encontró referencias a esta afición en La música del azar, de Paul Auster, dentro de su trilogía de Nueva York. David, el librero saliente, ha disfrutado con un libro de Stevenson muy apropiado, En defensa del ocioso. "Además tiene sólo setenta páginas. Como dice Eça de Queiroz, hay libros pequeños que necesitas toda una vida para leerlos". Este librero hacer descartes y se cuida de faroles. "Autores vivos leo muy pocos. Leí a McEwan, Solar, este verano porque estaba de vacaciones. Yo se lo digo a mis clientes: si te pudieras acostar con todas las mujeres del mundo, ¿ibas a empezar por las más feas? Si puedes leer a Quevedo, ¿vas a leer a Murakami o a Ruiz Zafón? Con todos mis respetos, porque ellos escriben y yo no".

Dentro de la colección Prêt-à-Porter, Metropolisiana prepara un juego de cuadernos titulado En Blanco, y otro de desplegables con el atractivo título de Cócteles. En ambos casos, de autoría colectiva. Con tres años de vida literaria, ha sacado diez títulos dentro de la Colección Particular: tres de poesía, dos de narrativa y cinco de la serie Relatos Ilustrados. En la colección El Observatorio ha lanzado al mercado sendos ensayos sobre arte, cine y literatura. Fuera de estas colecciones, publicó un libro de homenajes al periodista José María Bernáldez, creador y primer director del programa cultural de Canal Sur Al Sur.

El Póker de los Sábados lleva un formato minimalista. Tantas páginas como los 54 naipes de la baraja. Edición bilingüe: un juego de Cartas, de Playing Cards. Con los jokers o comodines como figurantes de novela de Dickens. Buen regalo de reyes. Doce euros la unidad. Dos barajas, veinte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios