La Sureña abrirá en la Campana y La Ibense cierra en el Metropol

  • El negocio del grupo Restalia ocupará el local dejado recientemente por Pans&Company.

Comentarios 8

Ni una semana ha tardado en ocuparse el local de la Plaza de la Campana donde ha funcionado el negocio Pans&Company durante 17 años. El grupo Restalia, que opera con La Sureña y Los 100 Montaditos, entre otras marcas comerciales, ha alcanzado un preacuerdo con la propiedad de este local para abrir un negocio de su cadena. Fuentes vinculadas con la operación apuntaron a una nueva cervecería La Sureña, pues este grupo empresarial ya tiene un negocio basado en los montaditos low cost en la acera de enfrente, en la calle Martín Villa. Este local de la Campana es uno de los más cotizados de la ciudad, dispone ya de licencia de actividad, lo que facilita bastante la inauguración de un nuevo establecimiento. El edificio, además de su estratégica localización, cuenta con el atractivo de sus valores arquitectónicos, es obra del arquitecto Juan Talavera y data de los años 30. Está dedicado fundamentalmente a oficinas y presenta la particularidad de que ninguna de sus plantas tiene una fachada igual a la otra. El local que ahora queda vacío consta de tres: una planta baja de 90 metros cuadrados, una entreplanta de 26 metros y una primera planta de 104 metros cuadrados. La renta que se paga por el alquiler ronda los 8.000 euros mensuales.

Frente a esta apertura, un cierre: el que llevará a cabo la empresa gaditana La Ibense Bornay, que abandonará el local que ha ocupado durante menos de nueve meses en el complejo del Metropol Parasol, que se han convertido en uno de los referentes de la hostelería sevillana.

Mariano Peláez, director de edificación de Sacyr -constructora encargada de gestionar el complejo-, apunta a problemas internos de la firma sanluqueña para seguir manteniendo el local y descarta falta de rentabilidad, "ya que todos los establecimientos que se han abierto en este espacio obtienen beneficios". Por ahora, al margen del local que deja La Ibense, sólo quedan tres espacios libres que corresponden a la galería interior de las setas, que aún no han sido ocupados desde su inauguración.

En cuanto al establecimiento que abandona la heladería sanluqueña, Peláez señala que existen ya varias ofertas para ser ocupado, "principalmente por parte de empresarios sevillanos especializados en la hostelería, algunos, incluso, para ampliar los negocios ya existentes en el complejo". Actualmente los arrendatarios de los locales externos del Metropol pertenecen a la línea de bares denominados low cost, que basan su negocio en la venta de cervezas y tapas a precios bastante más económicos que los habituales en un negocio tradicional. Ejemplo de ello son La Sureña, Via Birra y la freiduría Riko Peskaito.

"En el actual contexto de crisis este concepto de hostelería es el que más rentable resulta", añade Peláez, quien incide en que "el Metropol Parasol ha sido un generador económico de la zona", en la que se han establecido otros bares similares como el Mercado de la Provenzal, en la confluencia con José Gestoso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios