calle rioja

Tajo y destajo de los empresarios

  • Servicio. María Luisa Roldán, que hoy recibe una mención especial de la Asociación de la Prensa, lleva 36 años trabajando en prensa de la CES, donde ha conocido ocho presidentes

María Luisa Roldán, en la terraza del edificio próximo al Ayuntamiento donde está la sede de la CES. María Luisa Roldán, en la terraza del edificio próximo al Ayuntamiento donde está la sede de la CES.

María Luisa Roldán, en la terraza del edificio próximo al Ayuntamiento donde está la sede de la CES. / josé ángel garcía

La fotografía inferior es historia de España. Carlos Ferrer Salat (1931-1998) y José María Cuevas (1935-2008) presidieron a lo largo de tres décadas la Confederación de Organizaciones Empresariales de España (CEOE) de forma sucesiva. Eran el Marcelino Camacho y el Nicolás Redondo de la patronal. El primero, de una familia de empresarios catalanes, fue tenista profesional y presidió el Comité Olímpico Español. En 1977 funda la CEOE, que tendrá como secretario general a Cuevas, protagonista de excepción en los pactos de la Moncloa, la simbólica Constitución de los convenios y los tajos.

Entre ambos, Manuel Martín Almendro, empresario malagueño que irrumpió en la campaña de las autonómicas de 1982 con el gusano que salía de la manzana. Un contratiempo para Juan Salas Tornero, que está en la escena pero no sale en la foto de Infantes, primer presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES) y amigo personal de Felipe González, que el 28 de octubre de 1982 ganaría las elecciones con mayoría absoluta.

Empezó en noviembre de 1981, el mismo año que fue primera mujer pregonera en su pueblo

A la izquierda de Ferrer Salat aparece María Luisa Roldán, que con 25 años se convirtió en la primera jefa de prensa de la CES, puesto en el que ha conocido ocho presidentes desde que entró en noviembre de 1981. 36 años después, con nueve montañas de papeles en su mesa, continúa, decanato de profesionalidad que hoy le reconoce la Asociación de la Prensa con una mención especial de los Premios de Comunicación. Un podio al que subirán los periodistas Pedro Lázaro, Pepe Barahona y Fernando Ruso, Manuel Cadaval como socio de honor de la Asociación (miembro número 2, detrás de Manuel Olmedo) y el gabinete de comunicación de la Once en Andalucía.

"El pañuelo de la foto todavía lo tengo", dice María Luisa Roldán (Herrera, 1956), "se me ha pasado la vida muy rápida". Entró en la CES el mismo año que fue la primera mujer que dio el pregón de la Semana Santa de su pueblo, Herrera, en la Sierra Sur, donde hay una fábrica de tricornios "sobre la que hice un reportaje" y un velódromo que inauguró un alcalde de la UCD.

Segunda de cinco hermanas, el varón llegó con la escurriúra, todas vinieron a estudiar internas al colegio Santo Ángel de la capital. Hizo COU en el colegio Santa Ana y ya estaba con ella la periodista que llevaba dentro. "Hicieron un grupo con los tres que queríamos hacer Periodismo, José Luis Bonilla, Manolo Rodríguez y yo". Su padre, agricultor, quería que estudiara Filosofía y Letras, "decía que qué era eso del Periodismo". A la CES llega por la misma Asociación de la Prensa que ahora la reconoce.

"Un día vi en la Avenida un cartel del periódico Sur/Oeste. Llamé a la puerta y me abrió José Ángel Bonachera Pombo. Le dije que quería trabajar en un periódico". La citó en Radio Nacional de España, "estaba en el control Paco Cervantes y al micrófono José Luis Garrido Bustamante". Conoció a su primer director, Manuel Benítez Salvatierra. "Mi primer trabajo fue un reportaje con el Real Madrid, que se quedaba en el hotel Colón. El capitán era Velázquez. Al día siguiente me tocó la historia de una señora que había tenido trillizos".

De 1976 a 1980 en Sur/Oeste. "Cuatro años maravillosos". Salvador Petit la llama para poner en marcha el servicio de noticias de Odisur (Obispos del Sur). Allí vive otra transición, "el último año de Bueno Monreal y el primero de Carlos Amigo". La Asociación de la Prensa dio su perfil para poner en marcha el gabinete de la recién creada Confederación de Empresarios de Sevilla. Desde entonces, ocho presidentes, a saber: Juan Salas Tornero, Miguel Ángel Olalla, Rafael Padura (asesinado por el Grapo el 6 de septiembre de 1984), Manuel Otero Luna, Felipe Luis Maestro, Fernando Guerrero, Antonio Galadí y Miguel Rus. Cada carpeta de papeles tiene un epígrafe: "Plan Estratégico, Puerto, documentación para los discursos del presidente...".

Estudió la carrera en el Centro de Nuevas Profesiones. En el claustro, Julio Manuel de la Rosa les pulió el estilo, José Luis Ortiz de Lanzagorta les transmitió la adicción a Manuel Machado, Gil Delgado les mostró las exclusivas del purgatorio y Luis Uruñuela sería el primero de los siete alcaldes con los que han negociado los ocho presidentes de la CES.

Ha vivido seis mudanzas, incluida una convivencia pacífica con la UGT en el edificio de Blas Infante. Entró soltera y es madre de tres hijos, aprendió fotografía con Ruesga Bono, "llegué a tener un laboratorio en mi casa"; le apasiona la costura y parte de su tiempo libre lo dedica a Costaleros para un Cristo Vivo, la Fundación de Leonardo Castillo en la que se involucró a la muerte de Manolo Ramírez, el periodista de la Sierra Norte que fue maestro y amigo de esta periodista de la Sierra Sur que trabaja, parafraseando a Álvaro Mutis, en sus empresas y tribulaciones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios