Chabolismo

Torrijos lamenta la renuncia de la familia de la 'abuela' del Vacie a la vivienda ofertada

  • El teniente de alcalde asegura que los parientes de María Cortés quieren "una vivienda en propiedad" y el gerente de Otaínsa, Ángel Monge, lamenta que "ni siquiera han visitado" el piso y que tras el periodo de cesión pagarían un arrendamiento social "de 15 euros mensuales".

Comentarios 14

El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sevilla y edil de Infraestructuras para la Sostenibilidad, Antonio Rodrigo Torrijos, ha lamentado que la familia de María Díaz Cortés, la ‘abuela’ del Vacie de 116 años, haya renunciado de forma oficial a la vivienda que le había ofrecido el Ayuntamiento.

“Lamento que María no vaya a tener una vivienda digna para el tiempo que le queda de vida”, expuso Torrijos, ya que, según explicó “las condiciones no satisfacen a los familiares, que quiere una vivienda en propiedad”.

Torrijos ha explicado, junto al gerente de Otainsa (Oficina de Atención a Inquilinos en Situaciones de Abuso), Ángel Monge, que la vivienda “de lujo” que le ofrecían a la mujer centenaria está situada en el barrio de San Bernardo, con tres habitaciones, dos baños y cocina amueblada, aunque han incidido en que los allegados a María “ni siquiera la han visitado”.

Además, hasta cinco familiares podían trasladarse a la vivienda, debido a la incapacidad motriz que presenta la ‘abuela’ del Vacie. Incluso, apuntaron, dos de ellos serían personas en edad laboral "que ronden los 30 años".

Monge ha incidido en la que prioridad era que María “no viviera ni un día más en El Vacie en condiciones vergonzantes”, por lo que propusieron su traslado a un piso del parque social de viviendas rotatorio, por seis meses prorrogables a otros seis.

Después de ese periodo de tiempo, María y sus familiares vivirían en un piso en régimen de arrendamiento social, por el que pagarían un alquiler equivalente al 5 por ciento de su salario, “unos 15 euros al mes”.

Ante la oposición de la familia y dadas las condiciones impuestas, Torrijos ha señalado que el Ayuntamiento sevillano se quedad “sin capacidad negociadora”, aunque ha dicho que el asunto “no es un juego ni objeto de una almoneda”.

“La familia ha querido hacer un pulso al Ayuntamiento para acceder a una vivienda en propiedad por la repercusión mediática que ha tenido, pero el piso que han rechazado se le concederá a otra familia que la necesite”, ha dicho Monge.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios