Tráfico instala en Sevilla 20 cámaras para controlar el uso del cinturón

  • Casi 5.000 conductores sevillanos fueron denunciados en 2016 por conducir sin el cinturón de seguridad o llevar niños en el vehículo sin usar los sistemas de retención infantil

Comentarios 3

La Dirección General de Tráfico ha instalado en la provincia de Sevilla 20 cámaras para controlar el uso del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil.

La DGT inició hace unas semanas una campaña en todo el territorio nacional para sancionar el no uso de estos sistemas de seguridad, ya que se ha detectado que es una de las infracciones más frecuentes que cometen los conductores. En la provincia de Sevilla, en concreto, el año pasado fueron sancionadas 4.920 personas por conducir sin el cinturón puesto o llevar a los niños en el coche sin los sistemas homologados de retención.

Hubo en total 5.111 multas (es decir, hubo casi 200 conductores que fueron denunciados en más de una ocasión) y se detrajeron 15.333 puntos del carné. Estas infracciones están castigadas con la pérdida de tres puntos, además de una multa de 200 euros, que se reducen a la mitad si se abona dentro de un periodo bonificado.

Departamento de Infografía Departamento de Infografía

Departamento de Infografía / efe

En lo que va de 2017 las estadísticas siguen una línea parecida a las del año pasado, quizás con una tendencia a una suave bajada. Según los datos actualizados hasta el 31 de octubre de 2017, en Sevilla fueron sancionadas en los primeros diez meses del año 3.691 personas por no llevar el cinturón o las sillas del bebé. El número de denuncias ascendió a 3.792 (esta vez han sido menos los conductores reincidentes, en torno a un centenar) y la cantidad de puntos detraídos fue de 11.376. La decisión de instalar las cámaras específicas para detectar estas infracciones responden a una medida urgente del Gobierno para favorecer la seguridad en las carreteras de toda España, después de un verano en el que las campañas de la DGT se centraron en otros aspectos, como la vigilancia de las condiciones del vehículo, el consumo de alcohol y drogas al volante o los excesos de velocidad.

SE-30Alamillo. Las cámaras de la ronda de circunvalación están en el acceso y salida por este puente.

El verano terminó con 224 muertos en toda España, una de las cifras de mortalidad más bajas de los últimos años, sólo superada por los 220 del año 2014. En el conjunto del territorio nacional hubo 31 fallecidos menos, pero en Andalucía las cifras no fueron tan positivas, ya que se cerró la campaña veraniega con tres víctimas mortales más que en el periodo estival de 2016. La provincia de Sevilla estuvo más en la tendencia nacional que en la andaluza, con cuatro muertos menos. La DGT contabiliza los fallecidos que se producen en los accidentes y en las 24 horas posteriores, no a las personas que resulten heridas y terminen muriendo días después por la gravedad de sus lesiones.

El criterio que ha seguido el organismo que dirige el que fuera edil del Ayuntamiento de Sevilla Gregorio Serrano para elegir los lugares en los que se instalarán las cámaras ha sido precisamente el de la siniestralidad. En Sevilla se han colocado 20, a las que hay que añadir otras 51 en el resto de Andalucía. Los equipos de filmación están ubicados en las carreteras y autovías que registran más accidentes de tráfico. Las cámaras están muy repartidas entre las vías de mayor densidad de tráfico de la provincia, y por tanto, la mayoría están en el entorno de la capital. En la ronda de circunvalación SE-30 hay dos equipos, instalados ambos en el kilómetro 23,2, que corresponde al acceso o salida de Sevilla por el puente del Alamillo. Hay una cámara en cada sentido ubicada en los paneles informativos de la DGT. También dentro del término municipal de la capital están las dos cámaras de la A-92, ubicadas en el kilómetro 0,8 de esta autovía, que está justo a la altura del polígono industrial El Pino. También hay una para cada sentido de la marcha.

Una de las carreteras más peligrosas de España, la N-IV, que se ha cobrado más de cien vidas en los últimos quince años, también cuenta con dos cámaras de vigilancia del uso del cinturón y los sistemas de retención infantil. En esta ocasión están ubicadas en dos puntos distintos, si bien ambos están muy cerca de Sevilla y no en las zonas en las que más accidentes se han registrado, que corresponden a los términos municipales de Los Palacios y Villafranca y Las Cabezas de San Juan. Tráfico ha optado por colocar las cámaras muy cerca de la entrada en Sevilla por Bellavista y la otra en el sentido Cádiz en el tramo entre Dos Hermanas y Los Palacios. En la autopista de peaje a Cádiz, la AP-4, las dos cámaras que se han colocado están mucho más lejos de la capital, casi en el límite de la provincia, muy cerca ya de El Cuervo.

Antes de que la N-IV la relevara como tal, la carretera con más accidentes mortales de la provincia era la N-630, la antigua carretera nacional que recorría la Ruta de la Plata, enlazando Sevilla y Asturias. La siniestralidad de esta vía cayó enormemente con la construcción de la autovía A-66, que discurre por un trazado casi paralelo pero mejora enormemente la seguridad vial al tener dos carriles por sentido. Aun así, la N-630 sigue siendo utilizada para trayectos más cortos y como alternativa a la autovía, que ha pasado varios meses en obras recientemente. De hecho, es la vía de la provincia de Sevilla con más cámaras de control del uso del cinturón y las sillas de niños, con tres equipos en una distancia de unos treinta kilómetros.

Las cámaras están funcionando ya con normalidad, pero de momento el sistema se encuentra en un periodo de pruebas en el que las sanciones no son todavía efetivas. En este plazo, la DGT ha enviado ya cartas a 150 conductores sevillanos en los que se les informa de la sanción y de que, de repetir la infracción en los próximos meses y ser cazado por alguna de las cámaras conduciendo sin cinturón o llevando un bebé en brazos, será castigado, ya sí, con una multa de 200 euros y la retirada de tres puntos del permiso de conducir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios