Trece imputados por emitir certificados falsos para obtener el carné de conducir

  • Cuatro directores de autoescuelas de Sevilla y nueve médicos están implicados en un fraude que la Guardia Civil investigó a raíz de denuncias de algunos alumnos

La Guardia Civil de Sevilla ha imputado a cuatro directores de autoescuelas y a nueve médicos como supuestos autores de delitos continuados de falsedad documental, usurpación del estado civil e intrusismo profesional. Los implicados participaban en un presunto fraude emitiendo certificados para la obtención del carné de conducir.

A finales del año pasado, agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil iniciaron una investigación tras la comunicación por parte de los servicios de Inspección de la Jefatura Provincial de Tráfico de Sevilla, de unos hechos que podrían ser ilegales. Alumnos de ciertas autoescuelas habían comunicado a los examinadores que en las propias empresas se estaban expidiendo los certificados de reconocimiento médico necesarios para la obtención de permiso de conducción y que las pruebas médicas se realizaban fuera de los centros de reconocimiento médico autorizados.

Posteriormente, se procedió a tomar declaración a las personas sospechosas de estar implicadas en esta práctica irregular. Y ante los indicios racionales de la existencia de varios delitos, se entregó atestado a la Autoridad Judicial, que autorizó el registro de tres centros en los que se intervinieron informes médicos e historiales clínicos dudosos que se estudiaron en profundidad, tomando la correspondiente testifical a personas a las que pertenecían y que habían sido reconocidas en esos centros.Según el Real Decreto 170/2010, los centros médicos son los destinados para verificar las pruebas para emitir un certificado médico para obtener o prorrogar la vigencia del permiso o de la licencia de conducción.

A través de las manifestaciones de los afectados se comprobó que, en numerosos casos, los titulares de su autoescuela invitaban a sus alumnos a realizar las pruebas en su instalaciones. Allí, un único médico -es preceptivo que haya dos o tres en algunos casos- efectuaba el reconocimiento en la propia aula, junto al resto de alumnos, sin cumplir los requisitos establecidos por la Ley. Según han confirmado fuentes de la Benemérita, durante la instrucción de las diligencias se han podido constatar casos de extrema gravedad, tales como expedir certificados médicos a personas con graves deficiencias físicas o enfermedades que podían afectar gravemente a la conducción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios