Tussam es la única flota de autobuses que ha probado el nuevo combustible

  • La empresa municipal participa en el proyecto para probar el nuevo carburante

Comentarios 1

La empresa municipal de transporte de Sevilla, Tussam, es pionera en España en la utilización del biocombustible para tratar de reducir las emisiones contaminantes de su amplia flota de autobuses. Quizá por ello decidió formar parte también del proyecto IDEA, como uno de los partners (colaboradores) con la misión, fundamental, de probar el resultado final de la investigación: la eficacia del biocombustible de segunda generación que sale de todo el proceso de investigación.

Una parte de la flota de Tussam está utilizando este tipo de biodiésel desde que comenzó el proyecto y, por el momento, el éxito es absoluto. No se ha producido ninguna incidencia en los autobuses, a pesar de que en algunas ocasiones se ha experimentado con mezclas de combustible superiores a lo que se había establecido como adecuado para un motor de estas características.

Habitualmente, el biodiésel se consume mezclado con el diésel normal en una proporción que no debe superar el 20 por ciento. Sin embargo, en el caso de Tussam se ha llegado a experimentar en algunos casos con mezclas que alcanzan el 30 por ciento para comprobar la resistencia de los motores, que han resultado muy resistentes a este nuevo producto mucho menos contaminante. En cualquier caso, resulta improbable que el resultado de este proyecto, si finalmente concluye con éxito y , por tanto, con la certeza de la plena efectividad de los nuevos biocombustibles, incluya también la opción de aumentar las mezclas de los carburantes que se vendan en la sgasolineras.

La de Tussam es una de las flotas de autobuses públicos de España más comprometidas con el medio ambiente. Actualmente, y gracias a la iniciativa IDEA, es la única flota de autobuses de una red pública española que está funcionando con biocombustibles de segunda generación, aunque tiene una amplia experiencia con este tipo de carburante. Tussam comenzó a utilizar biodiésel -el tradicional- en 2005, al principio en una pequeña parte de su flota.

Junto a Tussam, el proyecto IDEA también cuenta como colaboradores con la empresa automovilística Ford, que está probando el nuevo combustible en los motores para sus vehículos -que, al contrario de Tussam, aún no han salido a las carreteras- y con la empresa de camiones Guascor, que prueba este nuevo avance en sus vehículos

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios