La antigua UCI se 'infrautiliza' como despachos improvisados en el Valme

  • Este espacio estaba ideado inicialmente para aliviar el área de las Urgencias.

Comentarios 2

La antigua Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en el Hospital de Valme se ha convertido en un área de despachos improvisados en la primera planta del centro, donde las mesas de oficina y el material informático comparten espacio con monitores y arcos de camas de hospitalización con tomas de oxígeno. La portavoz de CCOO en este centro hospitalario, Misericordia Mariscal, recuerda que este espacio estaba pensado inicialmente para aliviar los continuos colapsos que suelen repetirse en las Urgencias. "Los médicos confiaban en que esta zona que ocupaba la antigua UCI sería reutilizada para la asistencia de enfermos para dar respuesta así a las crecientes necesidades que suelen surgir en el área de Observación", precisó este lunes la portavoz sindical. Los colapsos en esta área es un problema endémico que arrastra el Hospital de Valme desde hace años y está motivado, entre otras causas, por el progresivo cierre de camas. Entre los años 2001 y 2008 este hospital perdió 76 camas. Ante la falta de espacio, enfermos que entran por Urgencias y que quedan pendientes de ingreso para ocupar una cama suelen verse obligados a permanecer varios días en las salas de Urgencias. Con ello, este servicio se satura, un problema que se repite ante picos asistenciales. La zona del Despertar destinada a la recuperación de los pacientes sometidos a cirugía mayor ambulatoria también suele llenarse.

Los médicos que atienden a estos enfermos esperaban que la antigua UCI se convirtiera en una nueva zona para estancias cortas para pacientes que necesitan estar monitorizados antes de subir a planta o bien que requieren permanecer bajo un control antes de regresar a sus casas. Pero, en lugar de reutilizar la antigua UCI así como el material médico que aún permanece en esta área, los responsables del centro han optado por colocar ocho escritorios de oficina en una zona que no ha sido adaptada para ello. En principio, estos despachos son utilizados por trabajadoras sociales y por nutricionistas.

La antigua UCI, que ocupaba alrededor de 616 metros cuadrados en la primera planta del Hospital de Valme, se cerró en marzo de 2011 tras la inauguración de la Unidad de Cuidados Intensivos actual. En el plan de reforma integral que comenzó a ejecutarse en 2008 en el Valme el SAS destinó 3,5 millones de euros a la construcción de la actual UCI, que cuenta con 14 boxes y que está ubicada en una ampliación del edificio central.

El espacio que ocupó la antigua UCI ha permanecido cerrado durante alrededor de dos años. "En principio este espacio iba a estar destinado a atender a pacientes en estancias cortas y es una reivindicación de los trabajadores que asisten a estos enfermos que, a veces, ni siquiera pueden andar entre las camillas por la falta de espacio", denuncia Mariscal. Trabajadores que ocupan ahora los despachos localizados junto a los cabeceros de la antigua UCI ya han mostrado quejas a la dirección gerencia a través de CCOO por carecer de un espacio adecuado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios