Ayuntamiento | Tensión interna en una delegación municipal

UGT denuncia presiones de Participa Sevilla a empleados municipales

  • Trabajadores de los Servicios Sociales trasladaron su malestar tras unas visitas en las que solicitaron información

  • La formación asegura que fue un "malentendido" y que no pretendieron incomodar a los funcionarios

Los concejales de Participa Sevilla, Cristina Honorato, Julián Moreno y Susana Serrano, durante un Pleno. Los concejales de Participa Sevilla, Cristina Honorato, Julián Moreno y Susana Serrano, durante un Pleno.

Los concejales de Participa Sevilla, Cristina Honorato, Julián Moreno y Susana Serrano, durante un Pleno. / José Ángel García

Comentarios 8

Un grave desconocimiento de las formas. De este modo tilda la sección sindical de UGT en el Ayuntamiento las "presiones" de los miembros del grupo municipal de Participa Sevilla a los trabajadores municipales. El sindicato alertó hace unos días mediante una nota interna de que desde el partido afín a Podemos se habría requerido diversa información a los empleados de la Delegación de Bienestar Social. UGT censura de manera rotunda la actitud de los concejales de Participa y les insta a desistir en esta actitud hacia los empleados municipales. Desde la formación aseguraron a este periódico que en una posterior reunión con los responsables de UGT acercaron posturas y los responsables del sindicato matizaron su denuncia.

En su comunicación a los trabajadores municipales, que titulan ¿Presiones políticas a empleados municipales?, UGT asegura que le han llegado noticias "inquietantes" sobre las formas utilizadas por los miembros del grupo municipal de Participa Sevilla -que cuenta con tres concejales: Susana Serrano, Cristina Honorato y Julián Moreno- hacia personas que ejercen su labor en la Delegación municipal de Bienestar Social. "Miembros de este grupo municipal se están dirigiendo directamente a los empleados municipales para que les faciliten información y datos sobre el funcionamiento del servicio", señala la nota.

Tras una reunión, la formación se habría comprometido a revisar sus protocolos

Desde UGT afirman que no se trata de "simples visitas", y advierten de la situación en la que se encuentran los empleados del Ayuntamiento ante estos requerimientos de Participa Sevilla. La sección sindical en el Consistorio recuerda que siendo representantes de los ciudadanos, elegidos en las pasadas elecciones municipales de 2015, "tienen derecho" a recibir toda la información que consideren necesaria sobre el servicio para desarrollar sus tareas, pero advierte que este conocimiento debería llegarle a través de otros cauces y no mediante la interpelación directa con los trabajadores: "Entendemos que son los responsables políticos de las distintas delegaciones los que tienen que facilitarla o, en su caso, aquella información que sea de acceso público, a través de los responsables del servicio y no directamente los empleados municipales, ya sean técnicos base, jefes de negociado o de sección". El sindicato defiende en la nota interna que los trabajadores tan sólo deben responder ante sus superiores jerárquicos y, por tanto, no ante los representantes de un grupo político. Esta cuestión -añade- se encuentra regulada en los artículos 29 y 30 del Reglamento Orgánico del Ayuntamiento de Sevilla, así como en la circular número 1 del concejal-secretario de la junta de gobierno con fecha 25 de julio de 2011.

La nota informativa que UGT envió a los trabajadores el pasado 12 de septiembre concluye atacando duramente la manera en la que los concejales de Participa Sevilla habrían tratado a los empleados, según el sindicato: "Con su actuación incomodan y ponen en difícil situación a nuestros compañeros. Algo impropio y que desde UGT esperamos no se vuelva a repetir y cesen en esa manera de proceder".

Días después de emitir esa comunicación interna, los responsables sindicales y de Participa mantuvieron una reunión para aclarar lo sucedido y en el que el partido se comprometió "a revisar sus métodos de actuación a la hora de recabar información a través de los cauces oficiales" y puntualizaron que, en su ánimo. "lo último que pretendían era interferir ni molestar a los profesionales", esgrime la UGT en una segunda nota. En ella, señala que ambas formaciones trabajarán para mejorar esta área municipal: "Con el único interés por ambas partes de aportar todo lo necesario para mejorar en medios humanos y técnicos nuestros Servicios Sociales, acordamos estrechar relaciones para contribuir al máximo en el referido objetivo, que se traducirá en calidad en el servicio público".

Juan Antonio Medina, vicesecretario general y Función Pública de la sección sindical en el Ayuntamiento, abundó en que es necesario respetar los protocolos establecidos: "Para nosotros es fundamental la independencia de los funcionarios y así se lo trasmitimos. Les trasladamos que únicamente nos hicimos eco de unos hechos de los que habíamos sido informados por profesionales de los Servicios Sociales y ellos nos aseguraron que lo que querían era conocer las deficiencias del servicio y ayudarles. Todo quedó aclarado".

Este periódico se puso este lunes en contacto con Participa Sevilla para recabar su versión de los hechos. Fuentes del partido aseguraron que fue todo un "malentendido" y que así se lo trasladaron a los miembros de UGT en la reunión. Explicaron que en ningún momento quisieron ejercer presión alguna sobre los funcionarios y que en ese encuentro quedó todo zanjado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios