La Unesco pone en el punto de mira el dragado y la reapertura de Aznalcóllar

  • Advierte de su "impacto potencial" en el informe previo al debate sobre estado de Doñana que se incluye en la 38 sesión del Comité de Patrimonio Mundial que se celebrará en junio.

Comentarios 8

"Peligros potenciales para Doñana". Dos años después, Sevilla volverá a estar presente en la sesión anual del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco. De San Petersburgo (Rusia) a Doha (Qatar). De la "amenaza" que supondría la Torre Pelli para la Catedral, la Giralda y el Archivo de Indias, a los problemas que pueden ocasionar para el parque nacional la reapertura de la mina de Aznalcóllar, con el acuerdo de la Junta de Andalucía y el Gobierno de España, y el dragado del río Guadalquivir, impulsado por la Autoridad Portuaria de Sevilla y al que se oponen por ahora tanto el Consejo de Participación de Doñana como la Junta de Andalucía. En el programa de la XXXVIII sesión del Comité de Patrimonio Mundial, que se celebrará del 15 al 25 de junio, se debatirá cuál es el estado de conservación de Doñana, a través de un informe realizado por el Centro de Patrimonio Mundial y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) en el que se pone de manifiesto el impacto que podrían suponer la reapertura de la mina y el dragado del río.

En el documento sobre el estado de conservación del Parque Nacional de Doñana, que se puede consultar en la página web de la cita de Doha, se identifican una serie de factores que podrían afectar a la zona, entre ellos los impactos de la agricultura, la contaminación tóxica tras el accidente minero de 1998, los potenciales impactos de proyectos de infraestructura, los problemas del agua y el estado del río Guadalquivir y el proyecto de dragado. El informe enviado el 28 de enero de este mismo año por el Gobierno, relativo al estado de conservación de Doñana, afirma que no ha comenzado ninguna obra de dragado en el río; sin embargo, en el análisis que hace la Unesco se pone de manifiesto que "la información aportada por diferentes organizaciones no gubernamentales asegura que los planes para dragar el río no se ha n abandonado" e insta a "tenerlo en cuenta". Algo que el documento hace extensivo a la reapertura de la mina de Aznalcóllar: "Aunque se encuentra a cierta distancia, su ubicación aguas arriba y la proximidad al río Guadiamar podrían causar un impacto potencial importante sobre el valor excepcional universal de Doñana en caso de un derrame de sustancias tóxicas, como ocurrió en 1998". Precisamente este martes, se conoció que el Congreso de los Diputados debatirá y convalidará en el Pleno del miércoles de la próxima semana el Real Decreto por el que se regula el otorgamiento de la explotación de los recursos mineros de Aznalcóllar y que permitirá convalidar el concurso internacional convocado por la Junta de Andalucía y garantizar los plazos que presentaba la convocatoria para la reapertura de la mina.

El organismo, una vez estudiado y analizado el informe remitido por el Gobierno, observa que el dragado no ha comenzado y pide al Estado "realizar un compromiso permanente para no permitir que los planes relativos al dragado para dar más profundidad al río Guadalquivir, teniendo en cuenta el impacto potencial sobre el valor universal excepcional de Doñana".

La Unesco también muestra su "profunda preocupación" por la situación del acuífero de Doñana y la incidencia que podrían tener en su estado actual las perforaciones para riego ilegal o el nuevo sistema de regadío que se podría implantar en los arrozales existentes aguas arriba y que podrían tener un impacto negativo. En este sentido, los expertos de la Unesco concluyen que se encuentra bajo una presión "significativa". El nuevo esquema de riegos promovido como resultado del nuevo Plan de la Corona Norte Forestal o la construcción de una presa en el Guadiamar podrían suponer impactos "adversos" añadidos sobre el valor universal excepcional del parque.

Por su parte, en el documento aportado por el Estado se dice que el acuífero de Doñana, según los indicadores del Plan Hidrológico de la Cuenca del Guadalquivir de 2013, se encuentra en buenas condiciones, si bien se registran reducciones "significativas". Sobre la biodiversidad de la zona se explica que se ha recobrado "con fuerza" en lo que respecta a la población de importantes especies de aves y del lince ibérico. También se incluye que la Junta ha suspendido la autorización de dos proyectos de extracción y almacenamiento de gas al no haberse medido aún los impactos acumulativos.

La Unesco explica en sus conclusiones que valora los trabajos llevados a cabo por la administración española, instándola a continuar con sus esfuerzos. Alerta de la continua explotación del acuífero de Doñana, los planes para incrementar el uso de agua para riegos de arrozales o la ausencia de un plan para redirigir los "insosteniblemente altos" niveles de extracción hidráulica, urgiendo a que no se autoricen más proyectos de esta índole si se confirma un impacto adverso. Respecto a la mina de Aznalcóllar, insta al Estado a asegurar que los impactos directos, indirectos y acumulativos potenciales en el valor excepcional universal de Doñana de los proyectos de explotación y almacenamiento de la minería y el gas se evalúen a fondo.

El organismo pide que también se lleve a cabo una "evaluación ambiental estratégica" de la cuenca del Guadalquivir, en particular en relación con los abastecimientos de agua, el desarrollo agrícola, industrial y comercial, con el fin de preparar planes revisados y acciones para la gestión y uso del agua en la cuenca del río, "lo que proporcionará una protección a largo plazo del valor universal excepcional de Doñana".

Por último, demanda a que se invite a una misión de monitorización de la IUCN para evaluar el estado de conservación y las amenazas potenciales para el parque. Además, pide al Gobierno que presente, antes del 1 de febrero de 2015, un informe actualizado sobre el estado de conservación de Doñana, incluyendo el desarrollo de las acciones propuestas por el organismo para que sean examinadas por el Comité de Patrimonio Mundial en su 39 reunión que se celebrará en 2015.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios