Médicos sevillanos. Jesús Castiñeiras Fernández.

"La Universidad tiene que mejorar la valoración de los profesores en Medicina"

  • Entre sus últimas aportaciones en la asistencia hospitalaria destaca el diseño de mallas a medida para corregir problemas de prolapso vesical y de incontinencia urinaria, con resultados positivos publicados por la Universidad de Sevilla.

Comentarios 1

UN espíritu crítico y competitivo ha facilitado al doctor Jesús Castiñeiras alcanzar grandes metas desde que comenzó sus estudios en la Facultad de Medicina de Cádiz. Tras recorrer todos los estamentos de la Universidad logró convertirse en catedrático en Cádiz y, después, en Sevilla. En la esfera asistencial el doctor Castiñeiras consiguió por oposición la jefatura de Urología del Hospital Macarena. Su pasión por la Medicina y por la Universidad le llevó a presidir la Comisión Nacional de Urología desde 1998 a 2005. También presidió la Asociación Española de Urología (2005 a 2009). En la actualidad dirige el departamento de Cirugía en la Universidad Hispalense y preside la Real Academia de Medicina de Sevilla.

-En la Universidad, ¿cuáles son los mayores logros?

-Uno de los grandes logros en el sistema sanitario público y en la universidad pública fue la integración de los hospitales clínicos -hasta hace 30 años dependían de las universidades- en la red sanitaria pública. Otro hito fueron las plazas vinculadas: un catedrático de universidad tiene que estar vinculado a una plaza asistencial. Difícilmente se puede hablar del mar si no se ha pisado la arena. Quien tiene que explicar la teoría debe conocer bien la práctica.

-El sistema, ¿tiene lagunas?

-La normativa de las plazas vinculadas se creó hace más de treinta años y no ha cambiado. Es importante revisarla.

-¿Qué debe mejorar?

-La regulación administrativa de los profesores vinculados. Es importante. En el departamento de Cirugía tenemos previsto celebrar, a mediados de octubre, unas jornadas sobre plazas vinculadas. Un análisis crítico en el que veremos las áreas de mejora.

-¿Cuáles son los pilares del profesor vinculado?

-Actividad asistencial, docente e investigadora. Para que la docencia tenga calidad el profesor debe ser valorado. La Universidad tiene que mejorar la valoración de la actividad docente del profesor para que sea competitivo. Hay una laguna importante al respecto, en general, en la Universidad; y en especial, en la Facultad de Medicina. Es necesario hacer una valoración y dar importancia a la docencia para que mejore.

-Consecuencias de esta laguna.

-Muchas veces los alumnos no van a las clases porque no tienen calidad. Hay que mejorar esa situación con la evaluación del profesorado y con incentivos que no tienen por qué ser económicos.

-¿Qué destaca de la asistencia?

-Es muy importante el liderazgo. El líder de un grupo tiene que ser una persona que estimule y que inculque un espíritu competitivo. La situación actual, en general, no es la mejor. Hay que tener imaginación suficiente para liderar a un grupo con la introducción de aspectos competitivos.

-Y ¿el pilar de la investigación?

-Es muy importante, pero la actividad investigadora está un poco viciada en nuestro país, en general en la Universidad; y en concreto, en la Facultad de Medicina.

-¿En qué sentido?

-La investigación está muy bien para valorar a un profesor, pero tiene que ser aplicada; es decir, se tiene que valorar la investigación dedicada a la especialidad de cada profesor.

-Un ejemplo.

-Un urólogo puede pertenecer a un grupo de investigación que tiene un trabajo de alto índice de impacto sobre reproducción asistida; pero, mire usted, no está relacionado con la Urología y no se debe beneficiar de ello por el hecho de estar en ese grupo. El currículum debe ser específico de Urología y traslacional; es decir, la investigación tiene que tener una aplicación práctica.

-Atesora 18 años como jefe de servicio de Urología en el Macarena, ¿cómo ha cambiado la especialidad?

-La especialidad está dividida en una serie de áreas asistenciales: uro-oncología, litiasis, urología pediátrica, trasplantes y urología funcional. Todas las áreas han avanzado, pero donde más avance se ha producido ha sido en el campo de la uro-oncología.

-¿En qué medida ha avanzado?

-Los cánceres más frecuentes son los tumores de próstata y vejiga. Para el cáncer de próstata han salido nuevas moléculas que permiten demorar el tratamiento de quimioterapia. El cáncer de vejiga es muy prevalente y tiene mucha relación con el tabaco. Cuanto antes se diagnostique mejor. Hemos avanzado mucho en técnicas relacionadas con el uso del intestino en cirugía. Consiste en hacer una vejiga con segmentos intestinales (neovejiga) y evitar que el paciente tenga que orinar a través de la piel. Hemos avanzado mucho incluso con técnicas originales que han mejorado esta cirugía.

-Otros avances.

-La aplicación de mallas protésicas sintéticas de diseño propio en el prolapso vesical y en la incontinencia urinaria de esfuerzo.

-¿En qué consiste?

-Mediante una técnica original hemos diseñado mallas a medida para la incontinencia y prolapsos. El resultado es igual o mejor al de mallas comercializadas; y supone un importante ahorro.

-Cualidades del buen médico.

-Es muy importante una buena formación. Y, para ser director, cualidades de liderazgo. Debe ser generoso, además de competitivo. Difícilmente se puede llegar a ser un buen líder sin ser generoso. En general, los líderes que no son generosos son dictadores.

-¿Qué le llena de más orgullo?

-La cirugía compleja. La mayor satisfacción de la Medicina es ver la curación del paciente tras una intervención. No tiene valor económico, sino afectivo y sentimental.

-¿Hacia dónde van los avances?

-Hacia la terapia génica. Muchos de los problemas tienen una base genética, de modo que si se actúa mediante la ingeniería genética y la biogenética no serán necesarias las técnicas quirúrgicas. Lo veremos progresivamente. A medida que se investigue y se avance más en el terreno genético, la cirugía disminuirá. Se puede decir que el fracaso de la Medicina es la cirugía, pero mientras que no exista otra manera de abordar con éxito los problemas, tenemos que seguir avanzando en las técnicas quirúrgicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios