Urbanismo cederá suelo a la Hispalense para una residencia en San Jerónimo

  • La operación se centra en ofrecer tres solares municipales ubicados junto a las naves de Renfe a cambio de reurbanizar la zona · El objetivo del Ayuntamiento es revitalizar el barrio tras las últimas ocupaciones y robos

Comentarios 7

Las dos partes están interesadas y ya han tratado el asunto en una primera toma de contacto. El Ayuntamiento está dispuesto a ceder tres solares de propiedad municipal ubicados junto a las antiguas naves de Renfe en San Jerónimo para la construcción de una residencia universitaria. Representantes de la institución académica ya han tenido una primera toma de contacto con el delegado del distrito Norte, Juan García Camacho, para impulsar la operación. A su vez, fuentes autorizadas de la Gerencia de Urbanismo confirmaron las gestiones llevadas al efecto y admitieron que por parte del Ayuntamiento se darán todas las facilidades para impulsar la construcción de esta nueva infraestructura.

Las mismas fuentes admitieron que la figura para traducir a la práctica será un convenio entre ambas instituciones por el que el Consistorio cede el suelo a cambio de que la institución académica efectúe las obras y asuma la reurbanización del entorno de una zona necesitada de mejoras y equipamientos.

El Ayuntamiento no ha ocultado su preocupación por los últimos hechos ocurridos precisamente en la zona donde se pretende llevar a cabo este proyecto. Unos ladrones robaron durante el fin de semana de la celebración de la final de la Copa Davis en el estadio de la Cartuja parte del techo de estas antiguas naves de Renfe en San Jerónimo. Los hechos se produjeron plena luz del día, tal como relataron algunos vecinos que vieron el robo e incluso hicieron fotografías. Las imágenes fueron colgadas en un foro de internet y en ellas pudo verse a uno de los ladrones subido peligrosamente en la cubierta de las naves arrancando las vigas de hierro, un material que posiblemente puede servir para ser vendido como chatarra.

El proyecto de edificación de la residencia universitaria se ve con enorme satisfacción por la Gerencia de Urbanismo y por el Distrito Norte dentro de los planes de revitalización de la zona. El Ayuntamiento es consciente también de las críticas de los vecinos que aseguran que la Policía Local no apareció en las tres horas siguientes al aviso del robo de material de las cubiertas. El robo se produjo sobre las 17:15 de aquel sábado en el que la ciudad estaba concentrada en las calles del centro y en el coliseo de la Cartuja. Pero luego hubo otros asaltos a plena luz del día.

El gobierno local presidido por el socialista Alfredo Sánchez Monteseirín negoció hace un año con el rector de la Universidad de Sevilla, Joaquín Luque, y con la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA) la cesión anticipada por parte de la Junta al Ayuntamiento de una parcela de uso dotacional de 4.383 metros cuadrados en la Isla de la Cartuja, ubicada entre las avenidas de Carlos III y Américo Vespucio, para construir una residencia para investigadores. La residencia, según se anunció entonces, serviría para atraer nuevas iniciativas de I+D+I a la isla de la Cartuja, reforzada como espacio de conocimiento avanzado en la ciudad. Fuentes del Ayuntamiento aseguran que la Hispalense podría preferir ahora la ubicación de San Jerónimo, pues se asegura el objetivo de que la residencia sea edificada en una zona próxima al río, aunque este extremo no ha sido confirmado por la institución académica.

Zoido puso especial interés en los proyectos para San Jerónimo durante su larga carrera electoral a la Alcaldía. En su momento propuso la rehabilitación de estas antiguas naves de Renfe reuniendo a emprendedores, profesionales y artesanos que dispuestos a tomar parte en las labores de restauración del edificio a cambio de gozar de un espacio gratuito en su interior para desarrollar su actividades o negocios. Zoido anunció la apertura "definitiva" del centro cívico de la zona porque "debería llevar inaugurado hace más de dos años". Reiteró siendo líder de la oposición su compromiso por la comunicación del barrio mediante un Metro subterráneo. La iniciativa consiste en "rehabilitar la estructura del edificio, instalar una cubierta con placas fotovoltaicas y reorganizar el interior" de las naves a base de estructuras efímeras. La cubierta de placas fotovoltaicas sería financiada por la empresa instaladora a cambio del aprovechamiento de la energía generada. La rehabilitación arquitectónica, valorada en aproximadamente 450.000 euros, sería en parte afrontada gracias al voluntariado de trabajadores, profesionales o emprendedores que gozarían de espacio para instalar sus negocios en el interior de las instalaciones como contraprestación a su esfuerzo en la iniciativa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios