Urbanismo ve legal que la obra de Alcosa esté a dos metros de los pisos

  • Carrillo alude a un posible error de medición en el Catastro y confirma la orden de parar la obra para iniciar una negociación

Comentarios 3

La licencia de obras del complejo comercial en construcción en la Plaza de los Luceros de Alcosa es legal, como también lo es la distancia que separa la fachada de este inmueble con la del bloque vecinal anexo que ha quedado literalmente encajonado por las obras del primero, a tan sólo 1,90 metros de los balcones del segundo.

El gerente de Urbanismo, Alejandro Martín, explicó ayer que la distancia entre fachada y fachada de ambas construcciones se ajusta a los parámetros urbanísticos y cumple con la normativa vigente, una afirmación que cuenta con el aval de los técnicos municipales que el pasado mes de diciembre acudieron a la obra para realizar mediciones y hacer comprobaciones tras las primeras denuncias vecinales.

Martín detalló que fue entonces, recién aterrizado en su cargo de gerente, cuando a instancias del alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, abrió expediente informativo al centro comercial en construcción Nueva Galería que promueve Hermanos Cánovas en el Parque Alcosa, una diligencia que acabó con el visto bueno a todas las actuaciones. "Entonces, y hablo de diciembre y enero, la legalidad era total y completa, tanto en la distancia de separación del bloque anejo como en altura, de dos plantas y entreplanta. Si desde entonces hasta ahora ha sucedido algo, se verá en el nuevo expediente que Urbanismo abrirá hoy [por ayer] que conlleva, además, la paralización de las obras hasta que se esclarezcan los términos", comentó el gerente de Urbanismo.

El propio delegado de Urbanismo, Emilio Carrillo (PSOE), avanzó que la orden de paralización de los trabajos sería comunicada a la propiedad en el plazo de 48 horas y que los técnicos de la Gerencia elevarían un nuevo informe sobre la obra en un máximo de 15 días. Carrillo aludió a un posible error en la medición del solar a tenor de los datos que figuran en el registro catastral, que podrían ser superiores a las dimensiones reales, por lo que la volumetría y edificabilidad del edificio variaría considerablemente.

De ser así, la supuesta responsabilidad recaería en el técnico que volcó las medidas del solar hace años, lo que abocaría a un hipotético acuerdo del Consistorio con la propiedad.

Pese a que el responsable de Urbanismo postergó cualquier decisión a la revisión de las medidas del solar, sí comentó que hoy por hoy "no puedo asegurar que el edificio no será derribado". Carrillo insistió que vamos a "apretar un poco más en el ajuste fino" para comprobar todos los extremos que denuncian los afectados y si al final la parcela es menor que lo que oficialmente recoge el Catastro, como apuntan los vecinos, "evidentemente" reducirían la edificabilidad concedida, lo que acortaría volumetría y dimensión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios