El Valme aplica un diagnóstico pionero para tratar la hepatitis C

  • La unidad de enfermedades digestivas del hospital y un equipo de investigadores de la Hispalense crean un método no invasivo que evita riesgos para el paciente

Comentarios 0

Un equipo de investigadores y especialistas del Hospital de Valme y de la Universidad de Sevilla han creado y aplicado con éxito un nuevo método para diagnosticar la hepatitis C, con un elevado nivel de precisión y sin riesgos para el paciente. Hasta la fecha el análisis de esta enfermedad de primera magnitud -considerada como una epidemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS)- se centra en la realización de biopsias, una prueba que requiere extraer un fragmento del hígado al paciente para conocer su estado. El nuevo método diagnóstico, denominado Fibrotac, se basa en crear un mapa del hígado mediante imágenes captadas por un TAC convencional (tomografía computerizada). Este mapa es como una fotografía del órgano enfermo que permite a los especialistas analizar las zonas afectadas por la hepatitis -tanto la extensión como los distintos grados de la enfermedad- sin necesidad de una intervención quirúrgica.

El nuevo sistema reduce los riesgos que suponen las biopsias para el paciente como son "el dolor, las hemorragias y la morbilidad", explicó ayer el doctor Manuel Romero, jefe de la unidad clínica de Enfermedades Digestivas del Valme y responsable del equipo médico que ha desarrollado el Fibrotac. Además de mejorar la seguridad clínica del paciente, "otra gran aportación de la nueva técnica es la información precisa que ofrece del hígado en su totalidad. La biopsia sólo permite analizar un fragmento extraído", incide el doctor Romero.

Fibrotac es el resultado de siete años de investigación en el Valme y la Hispalense, y nace a partir de un complejo sistema matemático creado por el grupo de Física Interdisciplinar, que dirige el profesor Emilio Gómez. Este sistema traduce en imágenes precisas el daño que provoca la enfermedad en cada sector del hígado mediante un programa informático que procesa las imágenes del TAC. "El software, en fase de prototipo, permite visualizar mediante una escala de colores las distintas zonas dañadas", comenta Emilio Gómez.

Los resultados de este nuevo método de diagnóstico -aplicado con éxito a 141 pacientes durante 2007- serán publicados el próximo mes en la prestigiosa revista especializada Hepatology, lo que supone el reconocimiento de la comunidad médica internacional al Fibrotac. Patentado por Universidad de Sevilla, el sistema informático será desarrollado en los próximos meses por la empresa especializada Isotrol, para su posterior industrialización y comercialización.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios