Vecinos exigen el arreglo de una calle inundada en Aeropuerto Viejo en 2007

  • La asociación de la zona critica que Emasesa no haya culminado una intervención para impedir estos problemas

Los vecinos de la barriada de Aeropuerto Viejo de Sevilla pidieron ayer la finalización de las obras que el Ayuntamiento hispalense acomete en la calle Naoín y que mantienen la calle abierta desde que a finales de noviembre de 2007 las fuertes lluvias anegaran casi una veintena de domicilios particulares.

La presidenta de la asociación de vecinos Zeppelin de la barriada, Maribel Pires, manifestó que la vía se encuentra "levantada" por mor de unas obras de la empresa metropolitana de aguas (Emasesa), ejecutadas precisamente para impedir que inundaciones como las del año 2007 volvieran a repetirse.

"Está toda levantada y hecha un asco, los trabajos ya tendrían que estar terminados", indicó Pires, en relación a las molestias que los viandantes sufren como consecuencia de estas obras ubicadas junto al canal de Ranilla.

Por lo demás, la dirigente vecinal señaló que Aeropuerto Viejo no ha sufrido durante la Feria que acaba de finalizar, y que ha recibido importantes lluvias durante los primeros días, daños considerables como los sufridos en el temporal de noviembre, que acabó con 19 inmuebles particulares afectados, de los que la práctica totalidad de ellos -salvo una en la calle Ulpiano Blanco, que llegó a sufrir hasta 50 centímetros de inundación- fueron rehabilitados a los pocos días.

La delegación municipal de Convivencia y Seguridad Ciudadana, de hecho, llegó a mantener alerta a una dotación de bomberos específica para esta zona, la más afectada junto a la barriada de Padre Pío, por si había nuevas lluvias, dada la intranquilidad de los vecinos al respecto. El Ayuntamiento de Sevilla tasó, por otra parte, en una cantidad aproximada de 3.000 euros para enseres y pintura el guarismo genérico de entrega a cada una de las familias.

Las lluvias de noviembre del pasado año afectaron especialmente a esta barriada, donde una veintena de viviendas quedaron completamente anegadas y varios agentes de bomberos tuvieron que achicar agua hasta altas horas de la madrugada. Además, Lipasam cargó hasta seis camiones con enseres inservibles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios