Vecinos y comerciantes exigen la reforma del palacio del Pumarejo

  • Los residentes temen que el Ayuntamiento cambie los usos del edificio histórico

Comentarios 1

Los que viven en la casa palacio del Pumarejo y tienen negocios en este edificio histórico del siglo XVIII se echaron ayer a la calle, acompañados por un nutrido grupo de vecinos de la zona, en una protesta con ritmos de Carnaval para exigir al Ayuntamiento que rehabilite este enclave inscrito en el Catálogo General del Patrimonio. Más de un centenar de personas expresaron ayer sus temores ante la posibilidad de que el Ayuntamiento, titular del inmueble, elimine el uso residencial y social de la casa palacio. "Desde que el Ayuntamiento adquirió el 100% de la casa palacio -en septiembre de 2009- los vecinos y asociaciones con sede en este edificio hemos tratado de contactar en múltiples ocasiones con el gobierno local para conocer el futuro del Pumarejo, obteniendo el silencio por respuesta", explicó ayer José Pedrinazzi, un portavoz de los afectados.

La inquietud y la incertidumbre se han instalado en los hogares de las nueve familias que viven en la casa palacio del Pumarejo. "Hace dos semanas dos vecinas, de avanzada edad, recibieron con gran asombro una factura del agua de 7.000 euros", recordó Salvador García, otro portavoz que ayer acudió a la protesta. Entre los inquilinos también se encuentran 17 empresarios con locales comerciales dedicados a negocios tradicionales en esta zona de la ciudad. La rehabilitación es "necesaria" debido al deterioro del inmueble, que ha sufrido filtraciones de agua durante el temporal de lluvia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios