Veinte solicitudes por cada silla libre de la carrera oficial

  • La subida de las tarifas no ha impedido la casi total renovación de los abonos

Comentarios 18

Casi 200 sillas libres para 4.000 solicitudes. O lo que es lo mismo: 20 peticiones por cada plaza libre en la carrera oficial. Ésta es la realidad con la que tienen que contar los aspirantes a una silla o palco después de que el 97,5 por ciento de los abonos hayan sido renovados. Así lo confirmaba ayer el tesorero del Consejo, Julio Cuesta, un día después de acabar el plazo de renovación. Y eso, teniendo en cuenta que este año el encarecimiento de las tarifas ha tenido de media un 3,8 por ciento. De hecho, los precios han alcanzado su máximo histórico. Así, una silla en la Campana ha pasado en tres años de costar 107,79 euros a 123,69. Casi 16 euros más.

Pero el abonado sigue dispuesto a pagar más con tal de tener una de las propiedades más cotizadas en Sevilla en primavera. Lo demuestran los 26.822 abonos resultantes de esta renovación. De ellos, un 1,6 por ciento lo han cedido al Consejo para alquilarlo durante un año. Cifra que no ha variado respecto a años anteriores. También se mantiene igual el número de abonados que pagan sus tarifas a través de internet, 1.500. En esto también se impone la tradición, y la mayoría opta por pagarlo por el banco.

El proceso para la asignación de las casi 200 libres sillas para los 4.000 abonados se dificulta más aún si se tiene en cuenta que cada solicitante pide una media de tres a cuatro sillas. En los próximos días se celebrará un sorteo ante notario donde se extraerá un número que corresponderá a un solicitante. De ahí se sigue contando en adelante. Después viene -en palabras del tesorero del Consejo- el problema: que se adecúe su demanda con la mínima oferta disponible. Por este motivo el listado definitivo de abonados no se cerrará hasta el 7 de marzo. De nuevo este año no se pondrán sillas a la venta directa los días de la Semana Santa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios