Viera mantiene el pulso con Griñán y éste amaga con no encabezar la lista de Sevilla

  • El alcalde de Dos Hermanas se pronuncia a favor de Rubalcaba y acusa directamente a Susana Díaz de "presionar" para que voten a Chacón, mientras advierte que la "catalanización" no conviene al partido

Comentarios 17

La crisis en el PSOE de Sevilla se enquista a sólo un día del congreso provincial y amenaza con extenderse al resto de provincias al afectar directamente al líder de los socialistas andaluces, José Antonio Griñán, que en febrero será el anfitrión del congreso federal que se celebra en Sevilla. Al cierre de esta edición las direcciones provincial y la regional continuaban sin alcanzar un acuerdo para cerrar filas en torno a una única lista que debería encabezar el presidente de la Junta y que tendrá que aprobarse mañana en el congreso provincial.

La tormenta de los últimos días saltó a la categoría de ciclón tras la tensa reunión mantenida en la tarde-noche del miércoles en la sede regional de la calle San Vicente entre Griñán y el secretario general de los socialistas sevillanos, José Antonio Viera. Según fuentes del partido, el líder andaluz advirtió duramente a Viera de las consecuencias que tendría acudir al federal sin consenso y le habría dado un ultimátum para elaborar una relación de 55 delegados basada en la integración. Al parecer, la intención de la dirección regional sería que Viera pudiera colocar a un tercio de estos representantes, mientras que los otros dos tercios serían elegidos por la dirección regional y por el presidente del partido, Fernando Rodríguez Villalobos, que se encuentra en una postura muy afín a la secretaria de Organización del PSOE andaluz, Susana Díaz, y en el otro extremo de Viera, por extensión.

A pesar de los toques de atención dados anteriormente por Griñán, Viera apostó ayer por mantener el pulso y, sin titubeos, aseguró de nuevo ayer que él tendrá la última palabra en la elaboración de la lista de delegados. Sin perder un minuto, Griñán respondió desde Huelva advirtiendo que no tolerará que nadie vulnere las reglas del juego del funcionamiento democrático de los órganos de partido y ratificó que la propuesta debe responder "a la mayoría social que existe en la Ejecutiva provincial, no a sensibilidades [como dijo el día anterior Viera], y si es así, estoy dispuesto a encabezarla". Y si no es así, no la encabezaría, se entiende. Un extremo que, según coincide la mayoría en el partido, supondría un auténtico suicidio político para el candidato a la Junta. Y unas declaraciones que desde la dirección regional se vieron perjudiciales para alcanzar el consenso y que contrastan con la tibieza que mostró ayer Susana Díaz.

Viera también se puso ayer ante los micrófonos para recordar que el secretario general es él, no Fernando Rodríguez Villalobos, presidente del partido que ha sido especialmente crítico con él y con su decisión de convocar la ejecutiva extraordinaria del pasado lunes que abrió la caja de los truenos. Y no ocultó -dice que es su defecto- que le costará retomar las relaciones personales con algunos compañeros que muestran desconfianza o deslealtad hacia él.

Además, Viera apuntó ayer que no se pronunciará en el duelo de Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón para dirigir el partido a nivel nacional hasta que no concluya el congreso provincial de mañana sábado, respetando así el principio de "neutralidad activa" requerido por Griñán para los secretarios generales.

Quien sí lo hizo ayer, y con rotundidad, fue el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, que no sólo se decantó por Rubalcaba, sino que advirtió de los perjuicios que tendría para el PSOE la "catalanización" que podría suponer el triunfo de Chacón. "Mirando por el PSOE, por Andalucía y por el Gobierno andaluz, no asimilo la imagen de ver al presidente de la Junta de la mano de una secretaria general del PSOE que procede del PSC", indicó Toscano, que cree que Chacón sería una "segunda parte del zapaterismo, que es lo que acaban de rechazar precisamente los ciudadanos en las urnas junto con la crisis".

Este histórico socialista habló claro y acusó a la secretaria de Organización del PSOE andaluz, Susana Díaz, de ejercer "presiones" para que delegados apoyen a la candidata catalana y aseguró que incluso "está utilizando" al propio Griñán, que debe "ser garante de que la libertad individual de cada militante se pueda ejercitar". Según Toscano, Díaz forma un tándem con Rodríguez Villalobos, al que calificó como un "invitado de Viera, a quien le debe la lealtad" y le recomendó que pida "disculpas por ofender" a algunos compañeros al hablar de "muertos vivientes", en referencia a algunos críticos que se han agrupado en esta crisis en torno a Viera.

No se descarta que la negociación se mantenga abierta hasta mañana y la celebración de la reunión de la Ejecutiva provincial previa al congreso se celebre en la misma mañana del sábado, pues anoche no se había convocado aún, pero es requisito imprescindible para someter la propuesta a la asamblea en el congreso provincial. El objetivo es alcanzar un consenso y poner nombre y apellido a los 55 delegados para, así, evitar lo que sería, sin duda, un auténtico huracán autodestructivo en el PSOE andaluz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios