El Virgen del Rocío da un nuevo paso para el primer trasplante de cara

  • El Hospital ya ha realizado el informe psicológico al candidato y espera al donante

El Virgen del Rocío ultima el estudio al primer candidato que será sometido a un trasplante de cara en el hospital, una compleja intervención que sólo cuenta con siete precedentes en el ámbito mundial (cuatro en Francia, dos en Estados Unidos y uno en China). El coordinador de Trasplantes en Andalucía, Manuel Alonso, explicó ayer que "el informe psicológico al paciente ya ha terminado" y que, en estos momentos, "el proceso se encuentra en la última fase". Una vez que finalicen los estudios médicos al paciente, todo dependerá de encontrar un donante idóneo para la operación.

El trasplante de cara es una compleja intervención que sólo se aplica para solucionar graves problemas en el rostro que impiden al enfermo realizar funciones básicas como comer o respirar. Son tres los pacientes que, en estos momentos, se encuentran en la lista de espera de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) para recibir tejido facial para un injerto en la cara. Junto al candidato en el Virgen del Rocío, otro enfermo aguarda la donación en el Hospital La Fe de Valencia; y un tercero en el Vall d'Hebrón de Barcelona, hospital que desde ayer cuenta con la autorización de la Comisión Nacional de Trasplantes para realizar esta operación.

En el caso del paciente del Virgen del Rocío, Manuel Alonso explicó ayer que aún no hay fechas para la operación e insistió en que "el proceso se está realizando con la mayor cautela y tranquilidad, sin prisas y con rigurosidad, para que todo salga de la mejor forma posible". No obstante, Rafael Matesanz, coordinador de la ONT, prevé que el primer trasplante de cara se realizará en España antes de que termine este año. De momento, son tres los equipos de especialistas en España que ya están preparados para realizar esta alternativa terapéutica, que sólo se contempla cuando han fracasado todos los tratamientos posibles.

Ahora, el siguiente paso es encontrar un donante, una tarea complicada ya que el tejido tiene que coincidir con la tonalidad del color, el tamaño, el sexo y el grupo sanguíneo del receptor. Al tratarse de los primeros casos que se realizarán en España, la ONT optará por donantes que hayan vivido cerca de los receptores para evitar traslados.

Al tratarse de una técnica experimental, cada caso susceptible de un trasplante de cara tiene que contar con el visto bueno de la Comisión Nacional de Trasplantes del Consejo Interterritorial, integrada por los 17 coordinadores autonómicos.

La intervención quirúrgica requiere, al menos, nueve cirujanos en un equipo multidisciplinar con amplia experiencia en trasplantes, y supone alrededor de 15 horas de quirófano. Tras la operación, el paciente tiene que someterse a medicación de por vida y necesitará rehabilitación durante meses.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios