Volar radicalmente libre

  • l información y reservas: Aeródromo 'La Juliana'. Bollullos de la Mitación. Tfno: 955990447. Web: www.clubacrobaticosevilla.com. El Club Acrobático de Sevilla ofrece la opción de experimentar piruetas en el biplano 'Pitts Special'

Volar es uno de los sueños que la humanidad ha visto cumplidos gracias al avance tecnológico. Pero los vuelos comerciales no pueden igualar la emoción que ofrecen los vuelos acrobáticos.

"En otro tipo de vuelos disfrutas de la vista, aquí las sensaciones no sólo las vives con los ojos sino con todo tu cuerpo". Con esta ambición, Éder y Sergio Navacerrada y su socio Javier López crearon, hace apenas dos años, el Club Acrobático de Sevilla en el aeródromo La Juliana, en Bollullos de la Mitación.

Navacerrada y López son pilotos profesionales y compaginan su trabajo como pilotos en la extinción de incendios forestales con su pasión por divulgar el vuelo acrobático. "Nos decidimos por fundar el club porque nos percatamos de que aunque en España hay buenos profesionales, no existía en Andalucía Occidental ningún lugar en el que realizar esta actividad", explica Éder Navacerrada.

En el Club Acrobático se realizan vuelos en los que los aficionados pueden notar en su cuerpo la emoción que provoca alcanzar una velocidad de más de 300 kilómetros por hora, sentir el cuerpo tan pesado como si no te pudieras mover o experimentar la gravedad cero. Sin embargo, todos aquellos que no quieran vivir una experiencia tan radical pueden optar por una modalidad de vuelo más tranquila en la que las acrobacias son más suaves. Es el pasajero el que marca el ritmo, además una cámara lo enfoca y el piloto así puede saber si el pasajero disfruta o no. "Normalmente la gente que viene es gente joven de entre 20 y 40 años y busca una experiencia más radical", explica Éder Navacerrada.

El vuelo acrobático pueden experimentarlo todos aquellos mayores de 12 años en buenas condiciones físicas. Los menores de edad, además, han de ir con un tutor y obtener su firma para el permiso. No hay edad límite para disfrutar del vuelo con acrobacias. Sin embargo, a aquellas personas mayores de 60 años se les facilita un formulario para que lo rellene su médico, con esto se asegura que ninguna persona con problemas cardiacos u otro tipo de problema de salud se monte en el biplaza.

El avión en el que se realiza el vuelo, de unos 15 ó 20 minutos, es un Pitts Special S2B. El tipo de avión acrobático que a lo largo de la historia ha ganado mayor número de competiciones y premios. Los pilotos profesionales lo describen como una nave de diseño clásico, de gran potencia y muy maniobrable a la hora de hacer piruetas, tales como el vuelo invertido o la caída en picado girando sobre su propio eje.

Todos aquellos que quieran disfrutar de la experiencia de volar como nunca antes han de esperar hasta principios de septiembre. Durante agosto no se ofrece este servicio pues los dos pilotos trabajan en la extinción de incendios forestales. Otra razón son las altas temperaturas del verano sevillano, que obligarían al pasajero a sufrir mucho calor en cabina. A partir de septiembre se puede solicitar una reserva para volar por correo electrónico o por teléfono. El día del vuelo, el pasajero recibirá una charla informativa en la que el piloto le comenta los pormenores del vuelo, también se enseña el funcionamiento del paracaídas que lleva en todo el momento el pasajero, por si fuera necesario, o cómo subir y bajar del avión. Tras ello, por fin, el momento de experimentar otro tipo de vuelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios