Sevilla

Zoido defiende a los tres sevillanos detenidos en Lesbos ante el próximo juicio

  • El ministro del Interior confía en que "la buena asistencia legal" les libre de ir a la cárcel por tráfico ilegal de personas

Manuel Blanco, Julio de la Torre y José Enrique Rodríguez, con sus sudaderas de Proem-Aid. Manuel Blanco, Julio de la Torre y José Enrique Rodríguez, con sus sudaderas de Proem-Aid.

Manuel Blanco, Julio de la Torre y José Enrique Rodríguez, con sus sudaderas de Proem-Aid. / d. s.

Comentarios 2

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, reafirmó este maiércoles el apoyo del Gobierno a los tres bomberos sevillanos que el próximo mes deberán comparecer ante un tribunal de la isla griega de Lesbos por presunto tráfico de personas. "Todo el mundo sabe que estamos defendiendo la actuación y la actitud que mantuvieron nuestros bomberos, que además procedían de Sevilla", señaló Zoido en declaraciones a los medios españoles durante su visita a Atenas.

El ministro explicó que no había abordado este asunto con sus compañeros griegos, pero que fue informado de los detalles por el embajador de España en Grecia, Enrique Viguera.

Zoido hizo hincapié en que los tres miembros de la ONG Proem-Aid que deberán comparecer el 7 de mayo ante un tribunal en Lesbos tienen una buena asistencia legal, prueba de lo cual -dijo- es el que no se les aplicó ninguna de las medidas cautelares que sí tuvieron que afrontar el resto de personas que estaban en la embarcación.

La noche del 14 de enero del 2016, los bomberos Manuel Blanco, Julio Latorre, José Enrique Rodríguez y otros dos voluntarios daneses fueron detenidos por las autoridades griegas mientras hacían tareas de salvamento marítimo cerca de la isla griega de Lesbos.

Después de pasar tres días en el calabozo, fueron puestos en libertad bajo fianza y acusados de inmigración irregular en grado de tentativa.

"Creo que vinieron de buena fe, vinieron a salvar vidas y creo que hay que respetarles esa intención que traían. Se vieron envueltos en un asunto turbulento que cuanto antes termine mejor. El Gobierno de España estará para apoyarlos", aseguró Zoido.

Las acusaciones que afrontan están castigadas en Grecia con penas de hasta diez años de cárcel por cada persona que se introduzca ilegalmente en el país.

Los tres acusados han explicado repetidamente que en la noche en cuestión ni siquiera participaron en una operación de rescate. Su lancha estaba en reparación y fueron llamados por una ONG danesa a ayudarles en un rescate, que no llegó a producirse porque no hallaron la embarcación que requería auxilio.

Al regresar a puerto la guardia costera griega los detuvo bajo la acusación de intentar facilitar la entrada ilegal de personas.

Proem-Aid ha lanzado una campaña titulada Condenados a salvar vidas, en la que solicitan el apoyo ciudadano a la causa de los bomberos enjuiciados. Esta campaña ha logrado un gran seguimiento mediático, especialmente en las redes sociales, donde muchos usuarios han colocado en su foto de perfil un salvavidas como símbolo del trabajo que los tres bomberos sevillanos estaban desarrollando en Grecia.

Los tres voluntarios tuvieron un gran recibimiento en el aeropuerto de Sevilla la noche de su llegada tras haber estado recluidos en el cabalozo griego. Desde entonces han explicado que su intención no era otra que la de salvar la vida a aquellas personas que se encontraban al borde de la muerte. Un argumento que ha convencido a gran parte de la sociedad política y civil sevillana, que ha mostrado su apoyo a estos tres bomberos que, según siempre su versión, la noche en la que ocurrieron los hechos no cometieron ningún acto delictivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios