Zoido: "Se tomarán todas las medidas legales ante la sangrante situación de Resipark"

  • El alcalde ha insistido en que no existe motivo justificado para la paralización de los aparcamientos de Bami, por lo que "lo que tienen que hacer es terminar".

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha anunciado que el Ayuntamiento está analizando la tesitura con vistas a tomar "todas las medidas dentro del marco legal" ante la "sangrante" situación en la que se encuentran los aparcamientos promovidos por la empresa Resipark (antigua Equipark), adjudicataria de una serie de parkings de los que actualmente sólo se encuentra en construcción el de la plaza Rafael Salgado de Bami, recientemente paralizado.

En declaraciones a los periodistas, Zoido ha lamentado el "lío" en el que el anterior equipo de gobierno, que decidió conceder la adjudicación a esta empresa, "ha metido a Sevilla". "No tiene nombre", ha abundado, señalando que, por los informes de Movilidad, no existe motivo justificado para la paralización, por lo que "lo que tienen que hacer es terminar".

"Los vecinos llevan padeciendo ya mucho tiempo, y estoy dando vueltas para buscar la solución de este lío en el que el gobierno anterior ha sumido a miles de sevillanos y al gobierno actual", ha criticado el regidor hispalense, que, "una vez más", da la razón a los vecinos, a los que va a defender, manifestando su intención de mostrarse "inflexible" con "las empresas que no cumplan con los sevillanos".

Ha añadido que "no se puede molestar más e incumplir más con los vecinos, que llevan muchos años esperando desde lo anunciado en el plan de 2007", apostillando que el Consistorio se encuentra aún "esperando muchas respuestas" y que no se descarta "tomar todo tipo de medidas".

Ya el director general de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, Enrique Medina, ha emitido una resolución en la que califica la suspensión de las obras de "injustificable" y "desaconsejable" desde el punto de vista técnico. Para ello, Medina se vale de dos informes, redactados por el jefe de servicio administrativo de Tráfico y Transportes y por la jefa de servicio de Proyecto y Obras, y en los que se pone de manifiesto, entre otros aspectos, que la empresa adjudicataria ha ordenado "unilateralmente" este paso sin un pronunciamiento de la dirección de obra y sin tener "amparo en la normativa aplicable", siendo imputables a la empresa todas las consecuencias que se deriven de esta decisión.

El Ayuntamiento ha resuelto trasladar los informes a Resipark y a la dirección de obra, concediéndoles un trámite de audiencia a fin de que se pronuncien sobre la paralización de la ejecución de los trabajos en un plazo de diez días naturales desde la recepción de la notificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios