Zoido reivindica de nuevo el título de 'ciudad del deporte' para Sevilla

  • El Ayuntamiento confía en cubrir gastos y califica de "muy positivos" los resultados de la final · Explotará esta vía emulando a Valencia · La próxima cita será el Open de España que acogerá el Real Club de Golf en mayo

Comentarios 17

El nuevo equipo de gobierno municipal quiere que Sevilla vuelva a ser la ciudad del deporte. Un eslogan que se acuñó a los años de mandato del andalucista Alejandro Rojas Marcos, que defendió el sueño olímpico e inició la construcción del Estadio de la Cartuja, que ya ha albergado dos finales de la Copa Davis, la del 2004 y la del pasado fin de semana. Frente a la ciudad de las personas del socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, la estrategia de Juan Ignacio Zoido se centrará en el fomento del deporte -y en otra medida el cine- como uno de los motores para relanzar la economía local.

Los resultados de la final de la Copa Davis son el aval suficiente para que el alcalde siga adelante con su idea, emulando a ciudades como Valencia. A falta de un balance definitivo sobre el impacto de la eliminatoria en la ciudad -que realizará una empresa privada-, el Ayuntamiento confía en haber cubierto los gastos, mientras que el sector espera que se cumplan sus previsiones de 30 millones de euros de beneficio para los empresarios de la ciudad.

No obstante, Zoido adelantó ayer que, al tratarse de un "presupuesto vivo", todavía no se puede hacer un cálculo. Por ejemplo, los casi 200 policías que se han tenido que desplegar por la visita del Rey, que no estuvo confirmada hasta el pasado jueves, han obligado a incrementar el presupuesto en comidas.

Habrá un impacto tangible y otro que no se puede medir tan fácilmente, como la proyección que Sevilla ha tenido en los últimos días gracias a la retransmisión de la final. El Ayuntamiento no ha logrado el récord de meter a más de 27.000 espectadores en el Estadio, pero el partido de Rafa Nadal y Juan Martín del Potro del pasado domingo se ha convertido en el más visto de la historia de la competición con cerca de cuatro millones de telespectadores.

Zoido quiere poner el nombre de Sevilla "donde debe estar". Por ello agradeció el papel jugado por los sevillanos, "protagonistas del hito". "Sevilla ha sido determinante con su afición y organización para aportar su granito de arena en la victoria de España", apuntó el alcalde, que no dudó en pedir a la Junta que colabore y no utilice "con fines partidistas un tema de esta magnitud".

La Junta de Andalucía repitió ayer los mismos argumentos por los que rechazó financiar el evento, al que finalmente acudió Griñán y algunos consejeros, aunque no el del ramo, Luciano Alonso, titular de Turismo y Deportes.

El alcalde apuntó ayer a la Junta que habrá otros eventos donde pueda brindar su respaldo. La Copa Davis ha abierto un camino de búsqueda de rentabilidad de grandes eventos deportivos -no cualquiera, matizan desde la Alcaldía-. La próxima cita será en el Real Club de Golf de Sevilla que albergará, por tercera vez en su historia, el Open de España Masculino entre el 3 y el 6 de mayo de 2012 con el recuerdo aún fresco de los éxitos conseguidos en las ediciones de 2008 y 2010, en las que acudieron a presenciarlo cerca de 40.000 personas.

Mientras, se negocian otros eventos de primer nivel deportivo y el Ayuntamiento desmonta la cubierta de la Copa Davis para guardarla en unos almacenes municipales a la espera de poder instalarla, como ya se apuntó, en un nuevo complejo deportivo que se construirá a medio plazo en Sevilla Este. Sobre las filtraciones que se detectaron el pasado viernes en la cubierta, el alcalde minimizó ayer el problema que se debió, según dijo ayer, a unos tornillos mal colocados.

Sevilla ya es ciudad talismán, ahora se prepara para volver a ser ciudad del deporte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios