Una juez absuelve a tres personas al prescribir el delito por una vivienda ilegal

El juzgado de lo Penal número 8 de Sevilla ha absuelto a tres personas que se enfrentaban a una condena de un año de prisión por la construcción de una vivienda ilegal en la zona de la Pastora de Cantillana (Sevilla), al estimar la juez que el delito ha prescrito al haber transcurrido más de tres años desde que se levantó la casa y se inició el procedimiento judicial.

El abogado Juan Carlos Parra Ramírez, del Bufete Parra Asociados, que defendió a los acusados, mostró ayer su satisfacción por esta sentencia que, según dijo, acoge plenamente los argumentos esgrimidos en el juicio. El letrado alegó que el delito había prescrito, así como que en la fecha de la denuncia no se encontraba publicado el contenido de las normas subsidiarias de planeamiento, lo que a su juicio ha obligado a sus defendidos "a someterse injustamente a la conocida como pena de Banquillo, a pesar ser inocentes por los hechos imputados desde su origen".

La sentencia recoge como hechos probados que los tres acusados son propietarios de una parte de unos 110 metros cuadrados de una finca ubicada en el paraje denominado Pajares, donde a finales del año 2007 "construyeron sin obtener licencia alguna, al no ser posible la edificación en dicho suelo y con conocimiento pleno de esta circunstancia, una construcción de dos plantas de un total de 160 metros cuadrados, restando únicamente en el año 2010 labores de acabado, en concreto, la pintura exterior".

La edificación, continúa el fallo, contaba con suministro de luz y agua desde el año 2006, y los hechos son constitutivos de un delito contra la ordenación del territorio, si bien la juez ha declarado que los mismos han prescrito al haber transcurrido el plazo de más de tres años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios