Sevilla

El acusado de matar a un indigente no recuerda "nada"

  • El presunto asesino alega que tomó una "medicación muy fuerte" y que "oía voces", relatando su amplio historial psiquiátrico

Comentarios 2

El acusado de matar a un indigente en septiembre de 2016 en la céntrica Plaza Nueva de Sevilla, declaró ayer que "no recuerda nada" porque en el momento de los hechos "tenía una medicación muy fuerte" y ha relatado un largo historial de paso por "psiquiátricos". La Fiscalía pide para el acusado 18 años de cárcel por un delito de asesinato a un indigente mientras descansaba en un banco de la céntrica Plaza Nueva de Sevilla tras mantener con él una discusión, mientras que la defensa pide la absolución porque "no sabía lo que hacía".

Los hechos ocurrieron la noche del 19 de septiembre de 2016 cuando presuntamente el acusado mantuvo una discusión con la víctima, al que conocía por ser ambos usuarios de los servicios sociales y de un centro de acogida, al recriminarle que "iba diciendo" que mantenía una relación con otra conocida.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, el acusado mantuvo en todo momento una "agresiva conducta" hasta que logró que la víctima se fuera, momento en el que "determinado a acabar con su vida" fue a su casa a coger "un cuchillo de grandes dimensiones". Con él regresó a la Plaza Nueva de Sevilla, donde encontró a la víctima recostado en un banco para descansar, tras haber tomado unos tranquilizantes, y "se abalanzó" sobre él "clavándole repetidamente el cuchillo en el abdomen y en la zona del axilar izquierdo, sin que la víctima tuviera oportunidad alguna de repeler la agresión y causándole la muerte".

Tras el suceso intentó huir del lugar a la "carrera" si bien fue perseguido por varios testigos de la agresión y retenido hasta la llegada de la Policía, que lo detuvo y lo puso a disposición del juez de guardia, quien decretó su ingreso en prisión. En una breve declaración de apenas diez minutos, el acusado afirmó ayer que no recuerda "nada de lo sucedido" ni si conocía a la víctima o si mantuvo una discusión con ella, según informaron fuentes del caso.

Tanto a las preguntas del fiscal como de su abogado defensor, respondió una y otra vez que no recordaba nada y relató que tomaba "muchas pastillas" y que en su vida se ha llevado "bastante tiempo en psiquiátricos penitenciarios", aunque no pudo precisar qué tipo de trastorno o enfermedad mental padece y sólo ha reseñado que "oía voces". El acusado se encuentra en prisión preventiva desde su arresto tras el crimen y su declaración fue breve, ya que el fiscal desistió en su interrogatorio porque no se acordaba de nada, una amnesia que también mostró ante las preguntas de su defensa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios