El acusado por la violación mortal del parque pide al juez una ampliación de la autopsia

  • La defensa quiere aclarar si la ingesta de pastillas por parte de la víctima pudo haberle causado la muerte con independencia de la agresión sexual sufrida.

Comentarios 5

El abogado de F.M.S., el hombre de 46 años encarcelado por la presunta agresión sexual y el homicidio cometidos el pasado mes de febrero sobre una joven de 31 años que había ingerido medicamentos para intentar acabar con su propia vida en el parque de Maria Luisa de Sevilla, ha solicitado al juez que se lleve a cabo una ampliación del informe de autopsia. 

Fuentes del caso han informado ee que el letrado del imputado ha elevado un escrito al juez de Instrucción número 16 de Sevilla en el que le solicita que se realice una ampliación del informe de autopsia a fin de aclarar si la ingesta de pastillas por parte de la víctima pudiera haberle causado la muerte con independencia de la agresión sexual sufrida. 

En este sentido, las mismas fuentes consultadas han indicado que el informe de autopsia que consta en el procedimiento concluye que la causa "principal" de la muerte fue la agresión sexual sufrida, pero "no aclara si la ingesta previa de pastillas pudo haberle provocado el fallecimiento", por lo que solicita al juez Juan Gutiérrez Casilla que ordene la ampliación del informe de autopsia. 

De otro lado, el abogado del principal sospechoso se ha opuesto a la petición realizada por la Fiscalía de Sevilla para que el juez declare la causa de especial complejidad, lo que permitiría al magistrado contar con 18 meses más para cerrar la instrucción del caso. 

En el marco de este caso, recientemente trascendió que la Policía Científica habría localizado restos biológicos --en concreto sangre-- de la víctima en varias partes de la bicicleta del hombre encarcelado por estos hechos. 

Este nuevo dato se conoció el mismo día en que el juez tomó declaración como testigo a un indigente que suele frecuentar el parque, el cual aseguró que el día de los hechos vio en el parque al imputado circulando en una bicicleta, aunque no pudo precisar la hora en que coincidió con él allí ese día, indicando únicamente que fue de noche y antes de que se cerrara el parque. 

El día 29 de abril, ya compareció ante el juez otro testigo que declaró que vio al acusado en el parque, concretamente en la zona de las tres fuentes, sobre las 21,00/21,10 horas del 23 de febrero. En este sentido, precisó que el detenido, al que conocía porque solía frecuentar el parque, "intentó ligar con él" esa noche, aunque no era la primera vez puesto que ya le había "propuesto sexo" en ocasiones anteriores, mientras que también sabe por terceras personas que el acusado había mantenido encuentros con otros hombres amigos del testigo. 

El testigo indicó que el detenido iba en bicicleta "y sin perro", lo que contradice la versión ofrecida por la pareja del imputado, que declaró que éste salió de casa una sola vez la noche de los hechos para pasear al perro. Asimismo, puso de manifiesto que, al encontrarse con el detenido y hablar con él, lo notó "bien", sin olor a alcohol ni síntomas de haber ingerido sustancias estupefacientes, mientras que también declaró que esa noche no vio a la víctima en el parque. 

El 8 de abril, además, ya comparecieron en sede judicial otros 14 testigos, entre ellos la actual pareja sentimental del detenido, familiares y amigos de la víctima y cinco trabajadores de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla que prestan sus servicios en el referido parque. En su comparecencia, la pareja del imputado rectificó parte de la declaración que prestó ante la Policía y dijo que éste volvió a casa sobre las 22,30 horas del día 23 de febrero, algo de lo que se acuerda perfectamente porque "miró el reloj cuando entró por la puerta". 

Este extremo contrasta con lo que la mujer declaró ante la Policía, cuando manifestó que estaba esperando en casa a su pareja y que, como no llegaba, se fue a dormir, de manera que no lo vio hasta la mañana del día siguiente, 24 de febrero, han indicado las fuentes. 

En su declaración judicial, el detenido explicó que sobre las 21:00 del 23 de febrero coincidió en el Parque con la víctima, a la que no conocía con anterioridad, de manera que ambos decidieron mantener relaciones sexuales de mutuo acuerdo, tras lo que se despidió de la joven y se marchó del parque sobre las 22:00, por lo que no se enteró del fallecimiento hasta la mañana del día siguiente. 

La mujer también modificó otros aspectos de su declaración policial, ya que ante los agentes dijo que su pareja mantenía relaciones homosexuales "esporádicas" y ante el juez lo negó, mientras que ante la Policía también desveló que en 2006 le denunció porque según ella le escondió barbitúricos en la comida y, cuando se encontraba semi inconsciente, aprovechó para desnudarle y hacerle fotos. Sin embargo, ante el juez declaró que se trató de un episodio "puntual" y que "nunca ha vuelto a ocurrir". 

El día 11 de marzo, el Juzgado ordenó el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de F.M.S. por presuntos delitos de agresión sexual y homicidio, tal y como solicitó la Fiscalía de Sevilla. 

En su declaración, el imputado negó que las relaciones fueran violentas, algo que contradicen los informes forenses, que han concluido que la joven falleció por un shock hipovolémico debido a la abundante pérdida de sangre provocada por los abusos sexuales que sufrió y no por los efectos de los barbitúricos ingeridos con la intención de acabar con su propia vida. El detenido, vecino de Sevilla, cuenta con varios antecedentes policiales, entre ellos por malos tratos, aunque ninguno de estos antecedentes es de índole sexual. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios