Sevilla

El alcalde no estima prioritario el cambio de recinto de la Feria

  • Insiste en que estas obras no son tan urgentes como las que hay en la Alameda o en la Encarnación

Comentarios 8

El alcalde de Sevilla aseguró ayer que en el traslado de la Feria desde su actual ubicación en Los Remedios hasta los terrenos del Charco de la Pava no habrá "prisas", debido a que las obras "no interfieren de manera importante" para la ciudad.

Alfredo Sánchez Monteseirín incidió en la idea de que en este proyecto concreto, "como en otras muchas cosas en esta etapa", se trabajará "sin prisa pero sin pausa". Admitió que en determinados trabajos urbanísticos "nos han podido las prisas, que por otra parte estaban justificadas, pero ahora no".

El traslado de la Feria se encuadra en el contexto de otras obras que "no son aceleradas más allá de su ritmo natural", que no cuentan con una "angustia de terminar cuanto antes para acabar con las molestias", como sí ocurre con la Alameda o la Encarnación.

Sobre la tramitación con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para la cesión de los terrenos -este organismo invertirá 25 millones de euros en la rehabilitación de las márgenes-, Monteseirín dijo que "el encaje ya está hecho", pese a reconocer que hubo que acompasar las necesidades del recinto ferial con los planteamientos de la Confederación.

Recalcó que cuando el traslado se produzca "la gente vaya a la Vega de Triana contenta, que sea, salvo para los cenizos, un gustazo" y admitió que, pese a las necesidades del traslado, "no se puede hacer de cualquier manera".

"Se intentará dar una respuesta a los que actualmente tienen casetas y a los que están con expectativas de tenerla", dijo Monteseirín. Emilio Carrillo, concejal de Urbanismo, adelantó que en el nuevo recinto habrá capacidad para 200 o 300 casetas más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios