Las alergias al polen se prevén muy intensas en esta primavera

  • Los pacientes más sensibles ya han acudido a las consultas con síntomas. Tras el ciprés, el plátano de sombra ha iniciado la polinización.

Las alergias a los pólenes serán especialmente intensas esta primavera y sólo la llegada de lluvias persistentes durante los próximos meses reduciría los síntomas de la polinosis. Durante el último mes los pacientes más sensibles ya han acudido a las consultas aquejados por los efectos del polen del ciprés, el primero en aparecer en Sevilla; mientras que en los últimos días los granos del plátano de sombra ya han comenzado a concentrarse en la atmósfera, según desvelan las mediciones que se realizan en el Hospital Macarena.

"Este año será peor que los dos anteriores para los alérgicos por el grado de polinización que se espera esta primavera tras las lluvias que han caído entre octubre y marzo. Ahora bien, si en el periodo de polinización hay chubascos, la lluvia tendrá un efecto de barrida y suavizará las alergias", explica Esther Velázquez, alergóloga en la clínica Quirón Sagrado Corazón.

La alergia a los pólenes afecta al 20% de la población general y al 40% de los adolescentes. Los primeros casos comienzan a registrarse en enero con la polinización del ciprés y sus síntomas suelen confundirse con un resfriado. Tras el ciprés, le sucede el polen del plátano de sombra, que desde finales de febrero está presente en la atmósfera. Entre mayo y junio, las gramíneas y el olivo son los que más problemas causan; y entre junio y octubre, la maleza o malas hierbas. Frente a este problema crónico de salud son dos las líneas de tratamiento: la sintomática, que está basada en corticoides, antihistamínicos y broncodilatadores; así como la vacunación, que es la única estrategia capaz de cambiar el curso de la enfermedad. "Estudios contrastados confirman que la vacuna reduce tres veces los síntomas; cuatro veces, el consumo de medicamentos; y hasta seis veces, los problemas bronquiales", precisa la especialista.

En Sevilla, "el polen que más problemas genera es el olivo, seguido por las gramíneas, el falso plátano y las malezas", comenta el doctor Joaquín Quiralte, responsable del área de alergias en complejo Virgen del Rocío, quien estima que este año los efectos del polen serán entre moderados y altos.

El estilo de vida actual, la contaminación y el cambio climático inciden en el aumento de los alérgicos al polen en los países desarrollados. "Las partículas del diésel -contaminante ambiental que produce el tráfico de vehículos- se adhieren al polen y lo hace más agresivo", reseña la doctora Velázquez. La implantación de nuevas especies de plantas y árboles como por ejemplo es el caso de del plátano de sombra incide también en la aparición de nuevas alergias.

La edad de comienzo suele ser en la infancia y adolescencia aunque puede aparecer a cualquier edad. Los síntomas suelen persistir aunque la severidad varía de año en año en función de la cantidad de polen presente en la atmósfera: hasta un 30% de los pacientes pueden llegar a desarrollar asma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios