Los invisibles

"El arquitecto deja su marca como se marca el ganado"

  • En tiempos de cruceros, viene de la ciudad de las góndolas. Navega entre mapas y documentos, le fascina la apertura al exterior de la Semana Santa de Sevilla y el misterio y sosiego de los conventos de clausura.

Comentarios 3

VIENE todos los años a la Semana Santa. Piero Pazzi (Venecia, 1958) es el comisario de una exposición de exvotos adriáticos en el Alcázar y ha hecho un calendario del monasterio de San Leandro. El de las yemas de 1590.

-¿Cuándo descubre Sevilla?

-De niño con mis padres.

-¿A qué se dedicaba su padre?

-Ingeniero naval.

-¿Sabrá mucho de góndolas?

-No hace falta ser ingeniero para saber de góndolas en Venecia.

-Con la nueva línea de crucero, ¿van más sevillanos a Venecia o a la inversa?

-Muchos más sevillanos. Venecianos no quedan. Como no sean moros, chinos o africanos.

-¿Más veneciano que italiano?

-Italia tiene dos días comparada con los mil años que duró Venecia. Italia es un concepto geográfico, como dice Metternich. Y va separando todo lo que une.

-¿Qué une a las dos ciudades?

-Venecia y Sevilla son igual de presumidas las dos, piensan que no hay otra ciudad más bonita que la propia.

-¿Muerte en Venecia es un retrato fiel?

-No es la esencia. Es un retrato de la playa del Lido. Como si vieras Sevilla por un partido de fútbol.

-En Venecia está enterrado Helenio Herrera...

-El fútbol me parece algo tan absurdo. Veintidós personas en calzoncillos detrás de una pelota y si no ganas hoy ganas mañana. Los jugadores se cambian de equipo.

-Es una segunda religión...

-Saben cómo se llama la amante de Berlusconi y cómo quedó su equipo el domingo, pero no les preguntes dónde nace el Guadalquivir. Se sabe lo innecesario. Los asemejan para manejarlos mejor. En Italia hubo un intento de golpe de Estado durante un partido.

-¿El Renacimiento era otra cosa?

-Porque no tenían horario. Por eso las cosas salían mejor.

-Está en Sevilla por una fortaleza (el Alcázar) y un convento. ¿Son compatibles?

-El Alcázar es un palacio real y el de las Agustinas es real monasterio. El calendario es para dar a conocer la vida consagrada de esas monjas, son 24 vocaciones, y para llamar la atención sobre las urgencias del monasterio.

-¿Ha visto a Woody Allen en Venecia?

-Vivo apartado, no tengo tele. No soy una persona de mundo.

-¿Qué le atrajo de Sevilla?

-Vengo siempre en Semana Santa. Alguna vez caigo en Feria. Siempre hago planes para viajar por España, pero Sevilla te atrapa, es una ciudad muy perezosa.

-¿La Feria es el lado pagano?

-Ni todo es sagrado en la vida ni la Semana Santa es sólo sagrada. Estampas como los acólitos bebiendo cerveza o los costaleros fumando son impensables en Italia o en Alemania.

-¿Qué emociones le cogen?

-Me gusta la Amargura y las funciones del Valle. Tan solemnes.

-¿Nunca fue Venecia española?

-Nápoles sí. Venecia fue Venecia hasta Napoleón.

-¿Era un enemigo común?

-No entiendo el prurito de libertador que tiene Napoleón en las corrientes modernas y masónicas. Se han encontrado emparedados en las rehabilitaciones, aunque es algo muy elegante. No dejaba huellas. Es como envenenar con cianuro o sopa de setas.

-¿Llegaron los venecianos a América?

-Colón fue a pedirles dinero y lo echaron. Hay mapas y documentos diplomáticos de un proyecto veneciano en el Canal de Suez bajo licencia del sultán de Egipto. Era una empresa faraónica y lo hicieron los franceses.

-¿Qué cambios nota en Sevilla?

-La destrucción del patrimonio artístico. Eso es inconcebible en Italia. En iglesias como Santa Marta o San Clemente les han puesto una solería de carnicería blanca. El arquitecto tiene que dejar su marca como se marca el ganado. El arquitecto está para restaurar, no para dejar su huella. Si quiere fundar un monasterio, que lo haga como quiera.

-¿Y las yemas de San Leandro?

-Son árabes. De otro hemisferio gastronómico. Me recuerda a algunos dulces sicilianos. Los árabes se quedaron allí 200 años.

-A eso le llamaron aquí alianza de las civilizaciones...

-No son alianzas, son estratificaciones históricas.

-¿Hubo reyes en Venecia?

-Se regía por una república ducal y electiva. Una democracia aristocrática. El último duque fue Ludovico Manin.

-Una democracia del ¡Hola!...

-No. Es lo que hay hoy. El rey de ustedes representa al Estado, tiene límites y es un cargo de por vida. No decide como decidía Carlos III. El modelo veneciano es válido para Europa, fue pionero en las viviendas populares, en la asistencia a los obreros y hasta en el medio ambiente.

-¿Los primeros sostenibles?

-La gente se cree que la defensa del medio ambiente es una cosa moderna. Hay muchas civilizaciones detrás. No es de ahora que sólo se puede pescar una temporada para no acabar con las existencias. Es lo que pasó en la laguna veneciana, arrasaron con todas las almejas, no quedan y mandaron a mucha gente al paro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios