El arquitecto de los vecinos alerta del estado de los bloques de Triana

  • La separación entre los edificios está al límite de ser grave, según su informe sobre los efectos del parking de la ronda

El informe de un arquitecto contratado por la comunidad de propietarios de la calle Manuel Arellano 32 y 34, afectados por las obras del aparcamiento de la Ronda de Triana, pone de manifiesto que la separación de los bloques está "cercana" al límite que desembocaría en "problemas más graves". El avance entregado a los vecinos determina que ha habido un movimiento hacia la derecha de 62 milímetros y de 3,2 milímetros hacia el frente y que el desplome actual del edificio es "mayor" que el que reconoció Vorsevi (por encargo del Ayuntamiento) en su informe entregado a los vecinos.

"De acuerdo al avance de nuestro arquitecto podemos concluir que el desplome actual es mayor que el reconocido por Vorsevi hasta el punto de que llegando a 4,7 milímetros habría daños en los tabiques y serían de mayor gravedad", señala la portavoz vecinal Concepción Sánchez, quien recuerda que el estudio se ha realizado entre los días 17 de noviembre y el 15 de diciembre. Sánchez aclaró a Efe que el informe del arquitecto se basa en un estudio topográfico realizado con posterioridad a los días analizados por la empresa Vorsevi por encargo del Ayuntamiento de Sevilla. En el informe de Vorsevi, entregado a los vecinos el pasado 10 de enero, se destaca que la deformación del edificio número 34 "se encuentra dentro de las máximas toleradas y lejos del margen en el que se empiezan a manifestar daños estructurales".

Los vecinos temen que se puedan producir "daños de mayor gravedad" si se sigue excavando y piden reforzar los cimientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios