Patrimonio

Las obras en Santa Catalina se reanudarán de manera "inminente"

  • La Justicia había paralizado los trabajos por la denuncia de una constructora

Fachada principal de Santa Catalina. Fachada principal de  Santa Catalina.

Fachada principal de Santa Catalina. / Juan Carlos Muñoz

Más cerca de la ansiada reapertura. Las obras de la tercera y última fase de la restauración de la iglesia de Santa Catalina se van a reanudar "de forma inminente". La Archidiócesis de Sevilla informó ayer de que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Sevilla había levantado las medidas cautelares decretadas en abril, consistentes en la paralización de las obras, tras la denuncia interpuesta por la empresa constructora San José, que llevó a cabo los trabajos de la segunda fase.

La Justicia decretó la paralización de las obras de la tercera y última fase de rehabilitación, a los pocos días de comenzar, tras la suspensión de las obras, a raíz de la denuncia presentada por constructora San José, que discrepaba con el Arzobispado en las cantidades que debían devengarse por los trabajos realizados en la segunda fase de obra. Con la reanudación de la rehabilitación, se inicia la cuenta atrás, de aproximadamente un año, que desembocará en la reapertura de un templo que permanece cerrado desde hace 13 años.

Tras conocer que el juzgado levantaba las medidas cautelares, el secretario general y canciller de la Archidiócesis, Isacio Siguero, destacó que "la restauración de Santa Catalina sigue siendo una prioridad y, resuelta esta circunstancia, se está en disposición de acometer los trabajos para abrirla cuanto antes para los fieles de la Archidiócesis y para todos los sevillanos al constituir un monumento emblemático de la ciudad".

El último capítulo de las obras fue adjudicado por el Arzobispado a la empresa Trycsa, serán dirigidos por el arquitecto Francisco Jurado y cuentan con un presupuesto de 1,4 millones de euros. Entre las actuaciones que restan, además de terminar todo el interior, está la construcción de una cámara bufa en el perímetro de la iglesia para preservar el templo de los efectos de las humedades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios