El arzobispo nombra canónigo honorífico de la Catedral al laico José Márquez

  • Bueno Monreal lo designó miembro de la delegación diocesana de Liturgia en el año 1974

Asenjo entrega el reconocimiento a José Márquez en presencia de Teodoro León. Asenjo entrega el reconocimiento a José Márquez en presencia de Teodoro León.

Asenjo entrega el reconocimiento a José Márquez en presencia de Teodoro León. / M. g.

Un merecido reconocimiento a toda una vida dedicada la Catedral. El arzobispo, monseñor Asenjo, entregó ayer a José Márquez Morales el nombramiento como canónigo honorífico durante un encuentro en el que también participaron el vicario general, deán de la Catedral y presidente del Cabildo, Teodoro León. El reconocimiento es a propuesta de los propios canónigos de la Catedral, "que honran de esta manera a un laico que ha dedicado la mayor parte de su vida al servicio de la archidiócesis como profesor de música y cantor en la Catedral, responsabilidad que ejerce diariamente en el oficio coral y otros actos litúrgicos", señaló el Arzobispado en un comunicado.

Como agradecimiento a su "destacada y meritoria labor", en palabras de monseñor Asenjo, se le ha concedido de manera vitalicia el derecho de asistencia al coro y sitio coral. Por su parte, Márquez afirmó que se siente dichoso por la noticia que, aseguró, no se esperaba, y confesó que seguirá cantando "todo el tiempo que pueda".

Siendo aún seminarista, Márquez fue profesor de música y canto, una vez que dejó esta tarea Ángel Urcelay. Dirigió el Coro de Gregoriano del Seminario e intervino con el mismo en la coronación canónica de la Esperanza Macarena, celebrada en la Catedral el año 1964. En 1974 fue nombrado por el cardenal Bueno Monreal miembro de la delegación diocesana de Liturgia, cargo que sigue desempeñando en la actualidad. Es profesor de la Escuela Diocesana de Liturgia desde su puesta en marcha en 1988, y desde hace algunos años es miembro de la Asociación Española de Profesores de Liturgia. Fue muchos años director de la Coral de la Basílica de la Macarena. Tras su jubilación como maestro, en 2001, el cardenal Amigo lo nombró cantor de la Catedral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios