La autoestopista de Bashkortorstán

  • ApicultoraSin dinero pero con muchísimo valor, esta abuela rusa recorre el mundo como autoestopista, provista de un documento oficial de la República de Bashkortorstán, que fomenta así esta forma de vida y da a conocer al mundo sus logros

Cuando Sonia Sagistova muestra el documento oficial del Ministerio por la Cultura, Deporte y Ocio de la república de Bashkotorstán, solicitando que se asista en lo posible a esta participante en el campeonato de practicantes de autostop - "una forma fuerte de vida"- en sus viajes y en su objetivo de dar "publicidad de los logros de esta república", es difícil no acordarse de la película Borat y preguntarse de si se trata de una broma. Pero, en vez del políticamente incorrecto y falso periodista kazako, se trata de una real (aunque increíble) abuela de cinco nietos, zootécnica especializada en apicultura y profesora de deportes allá en Ufa, capital de la de la república rusa de Bashkortostán, que afirma no haber perdido "el romanticismo ni el espíritu de aventura". Valor, desde luego, no le falta. Sin hablar poco más que ruso, partió con 200 dólares en el bolsillo para recorrer 25 países, siempre a pie o en autostop. Como ha logrado extender esos magros recursos para llegar, como lo demuestran sus fotos, desde las pirámides de Egipto o los fondos coralinos del Mar Rojo a una yurta en Mongolia, montar en camello de dos jorobas en la estepa o hacer dedo tocada con el burka en Irán, forma parte de sus "secretos", amparados en parte en su escasísimo español, que no deja claro si un policía le prestó dinero en Barcelona para coger el autobús o se lo pidió. Lleva en la provincia de Sevilla un año y pide un trabajo para poder seguir viajando, ahora por Latinoamérica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios