La barriada Martínez Montañés pide que vuelva la línea 30

  • Los vecinos critican a los dos sindicatos que se oponen a que Tussam preste el servicio

La asociación de vecinos de la barriada Martínez Montañés, en el Polígono Sur, aseguró ayer que los sindicatos ASC y CGT -mayoritarios en el comité de empresa de Tussam- "no pueden oponerse" a que la línea 30 recupere su itinerario original por la barriada, un servicio suprimido en 2001 por problemas de seguridad.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la asociación de vecinos, Rafael Pertegal, consideró que esta actitud "no es apropiada", pues estos dos sindicatos "no pueden eludir la responsabilidad" de que la barriada "cuente con los mismos servicios que el resto de zonas de la capital".

Pertegal aludió a los "problemas de seguridad" esgrimidos por los sindicatos para justificar su oposición a que la línea 30 de autobuses retome su trayecto original y aseguró que "eso no es cierto", ya que, según dijo, la barriada "cuenta con cuatro o cinco patrullas policiales de día y de noche".

"Si la línea 30 vuelve a entrar en Martínez Montañés no habrá ningún tipo de problema", garantizó el representante vecinal, quien apostó, del mismo modo, por "concienciar" a la propia gente del barrio "para que se comporten y se pueda recuperar un servicio público básico".

Tussam anunció que con la postura enarbolada por dichos sindicatos, la línea 30 no podrá recuperar su itinerario original por la barriada Martínez Montañés.

Guillermo Gutiérrez, vicepresidente de Tussam, ya expuso que dichas centrales sindicales llevaron a cabo un reparto de panfletos entre los trabajadores de la empresa "en el que se niegan a retomar el itinerario de origen".

Dicha actitud de los sindicatos, según Gutiérrez, no es nueva, "pues se vienen negando desde hace unos dos años, y por eso mismo se le pidió que intercediera al Comisionado para el Polígono Sur".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios