La bicicleta de carga empieza a conquistar Sevilla

  • Ocho empresas de mensajería y de reparto de fruta usan estas bicis para su negocio, y también familias del centro con hijos. Hay una flota de 20 de ellas en Sevilla.

Comentarios 23

La bicicleta de carga que está promocionando Europa ha echado raíces en Sevilla capital, donde cada año aumenta su uso para el transporte de personas y mercancías. En el centro histórico, varias familias las usan para llevar a sus hijos pequeños desde 2007 y, a la vez, transportar desde bolsas de la compra a muebles e incluso para hacer una mudanza.

En el ámbito de los negocios, siete empresas de mensajería a pedales (bicimensajería) como Veloces, BiciCreando, Transpedal, Santa Cleta Mensajeros, Mailroad y Recorrecaminos las usan en sus servicios. Seur, la séptima, implantó de forma pionera bicicletas de carga en Sevilla para los repartos de paquetería en Los Remedios, concretamente en la calle Asunción y sus alrededores, y ya cuenta con servicios de este tipo en ocho ciudades españolas. Mama's Fruit, que reparte tapas de fruta fresca, es la octava abonada a este ciclo.

La logística en bicicleta que comenzó hace décadas con aquellos panaderos que repartían el pan en cajones sobre ruedas ha evolucionado técnicamente gracias al pedaleo asistido (Pedelec), un motor eléctrico que ayuda, sin sustituir el pedaleo, y deja de funcionar cuando el vehículo alcanza 25 kilómetros por hora. Aparte de innovación, el reparto en esta bici aporta una mejora medioambiental y económica. La dirección del Parque del Alamillo también está interesada en que sus empleados la empleen para llevar las herramientas de mantenimiento. Antes de las elecciones municipales de 2011 hubo una iniciativa de taxi en triciclo que no prosperó, frente a la implantación que tiene en otras ciudades españolas.

La familia de Manuel Calvo, con dos hijos pequeños de 7 y 4 años, Nico y Lola (en la foto junto a estas líneas), es una de las que usa la bici de carga para su vida diaria. Este consultor en sostenibilidad urbana y movilidad de 40 años conoció esta bici cuando su socio de Oregón (EEUU) la trajo en 1998. "Yo me enamoré porque la vi muy versátil, muy manejable, muy estable pese a lo que pueda parecer", señala. En esa fecha montaron el primer intento en Sevillla de mensajería con una bici de este tipo aportada por el norteamericano, que fabricaba en Oregón bicis de carga y trabajaba de mensajero. En esos años repartieron la revista cultural y de ocio El Giraldillo en esa bici. Cuando la empresa cierra, la bici de carga vuelve a Oregón.

Manuel no volvió a ver otra hasta 2010 en la capital de Dinamarca, donde acudió al Congreso Velocity como encargado del programa y de los contenidos por encargo del director de Velocity José García Cebrián, hoy viceconsejero de Fomento y Vivienda de la Junta. "Fue algo absolutamente impresionante. La gente en Copenhague no tiene carritos de niño. Utiliza directamente la bici de carga, prácticamente igual de precio y mucho más útil que un Bugabu (carro para niño)", explica.

Decidió comprarse una por su utilidad. "Yo tenía entonces dos niños pequeños y vi la solución a mis problemas. No sabía cómo llevarlos al colegio viviendo en el centro. Al primero lo llevaba en bici pero la cosa cambió cuando llegó la segunda", cuenta. Vive en el Museo y tiene que ir con los niños al colegio de Sor Ángela en San Julián. "Con los niños andando tardaba tres cuartos de hora. Así que me planteé hacerme con una bici de carga y empecé a investigar quién podía venderla. Llegué a la conclusión de que Babboe era la marca, la bici que ahora tengo".

"Llevo dos años utilizándola y estoy encantado. La gente no se lo cree. No voy a decir que me ha cambiado la vida, pero desde luego me la ha hecho muchísimo más fácil. De tener un impedimento grande para moverme con los niños por ahí, ahora es una gozada", afirma este padre de familia que comercializa estas bicis holandesas en Sevilla.

El ahorro de tiempo es otra ventaja. "He calculado que me ahorro una hora y media cada día que antes se me iba en hacer las cosas con los dos niños". También le evita tener que dejarlos con alguien para hacer una gestión y llevar con comodidad las bolsas del supermercado y los niños en la bici.

La guarda en el garaje, junto al coche que ya sólo utiliza para viajar fuera de Sevilla. Tampoco ha tenido problema para aparcarla en la calle. Los niños van cogidos dentro del cajón con amarres de seguridad. Su mujer la coge igualmente para llevar a los niños al colegio. No se necesita una fuerza especial y cualquier persona puede manejarla.

El sitio donde guardarlas en casa y su precio comparado con el estandar medio de una bici normal en Sevilla podrían ser los dos hándicaps, salvo que se alquile una plaza de garaje como se hace con las motos.

Los precios de las bicis de carga con cajón de madera para uso de las familias varían desde los 700 euros a los 2.200, según las marcas y el peso que admitan. Las holandesas Babboe, como la de Manuel, admiten hasta 80 kilos de peso y cuestan 1.200 euros.

Santa Cleta comercializa las danesas Bullitt. Valen 2.200 euros y son de mejor calidad. Admiten una carga desde 80 a 100 kilos, explica Isabel Porras, vicepresidenta de este Centro Integral de Ciclismo Urbano, situado junto al Pumarejo, en la calle Fray Diego de Cádiz. Las Bullitt están diseñadas específicamente para la carga y la rapidez, y las Babboe son bicis más familiares, como los coches,

Las bicis de pedaleo asistido para empresas valen 6.000 euros en Santa Cleta con cajón para 200 kilos. Las Babboe con pedaleo asistido valen 700 a 800 euros más que las normales. El pedaleo asistido permite subir cuestas y llevar más carga con facilidad.

Manuel Calvo opina que la ciudad necesita mejoras para facilitar el aparcamiento de estas bicis. "En Sevilla hay una necesidad muy grande de incorporar aparcamiento de bicicletas en la edificación, no sólo en la bici de carga que es donde se hace más patente. Muchas personas no tienen bici propia porque no tienen dónde guardarla y en los descansillos están robando muchas bicis". Destaca que la legislación de Córdoba obliga a habilitar un espacios para bicicletas en toda nueva edificación. En Sevilla eso no sucede, "algo incongruente con el desarrollo de la bici en la ciudad", se queja. Otro impedimento es que hay comunidades que no dejan aparcar bicis en los patios para no afear la estética.

En su opinión, la Administración podría ayudar también apostando por hacer distribución de mercancía, limpieza de calles y reparto de correos en bici de carga.

Se calcula que en la actualidad hay una flota de 20 de estas bicicletas en Sevilla, contando las que ya funcionan y la decena que han comprado empresas y particulares en el último año. "Estoy convencido de que este producto va a tener mucho desarrollo en Sevilla por su comodidad, ya que facilita la vida de la gente", afirma Manue Calvo.Y la prueba es que en el último año ha vendido cuatro bicicletas de carga con dos ruedas delante para empresas, entre ellas una de mensajería y otra de distribución de frutas.

Para Isabel Porras, de Santa Cleta, elegida por Europa como centro para promocionar la logística en bicicleta, "las bicicletas de carga viven un momento incipiente y de expansión. Hay una revolución invisible, lenta pero naciente, llegando a Sevilla". En las jornadas con expertos y medios de comunicación sobre este vehículo que organizó Santa Cleta hace semanas se destacó el ahorro en el consumo de gasolina y en toneladas de CO2 a la atmósfera frente al vehículo motorizado. Los expertos calculan que el 51% de todos los viajes privados motorizados y comerciales relacionados con el transporte de mercancías podrían realizarse en bicicleta.

Que el uso de estas bicis crece sin parar es un hecho. Hace dos años tan sólo dos personas en el centro de Sevilla la usaban: Manuel y su Giorgio, vecino de la Macarena, que se compró su bici de carga en 2007 y la usa para todo.

El próximo domingo 19 de enero, la capital sevillana acogerá una ruta de bicis de carga desde el centro histórico al Parque del Alamillo como cierre de la campaña europea de promoción de la logística en bicicleta (cicle logistic). Las bicis irán cargadas con todo tipo de objetos, así como con animales y personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios