La niñera boliviana que dejó sin cuidar a un niño tetrapléjico será enjuiciada por homicidio

  • La Audiencia confirma que un jurado popular valorará el cargo de presunto homicidio en el caso de la muerte de un niño tetrapléjico de 8 años al que la acusada dejó solo dos días para ir a una discoteca.

Comentarios 2

La Audiencia de Sevilla ha confirmado la decisión de un juez de que un jurado popular enjuicie por un presunto homicidio a la niñera boliviana que está acusada de la muerte de un niño de 8 años con parálisis cerebral, al que dejó solo durante dos días mientras ella acudía a una discoteca.

Fuentes del caso han dicho que la Sección Primera de la Audiencia ha confirmado la decisión del juez de instrucción 2 de Sevilla, que decidió tramitar los hechos como un presunto delito de homicidio con dolo eventual, con una pena aparejada de 10 años de cárcel, y no de homicidio por imprudencia, cuya pena es de 1 a 4 años de cárcel.

La acusada I.C.C., de 20 años, cuidaba al niño durante un viaje de sus padres pero se fue a una discoteca y lo dejó solo en su vivienda de Sevilla desde la tarde del sábado 26 de agosto de 2006 hasta las 20.00 horas del lunes, cuando los padres regresaron y lo encontraron muerto por deshidratación.

Tanto la Fiscalía de Sevilla como la acusación particular que ejercen los padres han solicitado ya 10 años de cárcel para la imputada por un presunto delito de homicidio con dolo eventual.

La defensa de la joven había recurrido a la Audiencia para calificar los hechos como un presunto homicidio por imprudencia, que tiene una pena prevista de entre 1 y 4 años de cárcel y además debe ser enjuiciada por un juez profesional.

La Audiencia, sin embargo, entiende que debe continuar la tramitación según la Ley del Jurado pues existen indicios del delito por el que ha sido acusada, han explicado las fuentes citadas. Según las acusaciones, la procesada fue consciente de las posibles consecuencias de su acto pero aún así no hizo nada para evitar el desenlace.

La joven estuvo en una discoteca, dio las llaves de la casa a un amigo con el que estuvo bailando y luego le perdió de vista, tras lo cual no tomó ninguna medida para abrir la vivienda o alertar a los padres.

La víctima, de 8 años, padecía parálisis cerebral y falleció por deshidratación e inanición.

Junto a la pena de cárcel, la Fiscalía ha solicitado la indemnización prevista para las muerte en accidente de tráfico y los padres y hermanos del fallecido han elevado su petición a 143.000 euros.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios