Los bomberos activan en la Feria un plan con más de mil inspecciones

Un equipo de Bomberos comenzó ayer sábado a inspeccionar las más de 1.000 casetas del real para detectar y arreglar posibles deficiencias. Según explican fuentes municipales, se van a inspeccionar un total de 1.047 casetas, 117 atracciones -56 infantiles y 61 para adultos-, siete bodegones, 61 espectáculos y siete chocolaterías, además del circo. Inicialmente, los inspectores realizarán una labor informativa por las casetas que se están montando con el objetivo de "resolver dudas" y lograr así que a posteriori surjan "los menos problemas posibles", de modo que, durante este periodo, las deficiencias detectadas se comunicarán a los responsables de las casetas para que procedan a resolverlas "en el menor tiempo posible". Después, durante el festejo, se levantarán las actas correspondientes a los incumplimientos detectados, sobre las que se podrán presentar reclamaciones en una oficina de atención al público que se habilitará en el retén principal, ubicado en la Avenida Flota de Indias.

Los integrantes de este dispositivo se encargarán de inspeccionar tanto vías de evacuación, anchuras mínimas de paso y número de salidas, como las cocinas para comprobar la colocación de chapas de protección, extintores o gomas de gas en mal estado, entre otros elementos. También tratarán de detectar lámparas de excesiva potencia dentro de farolillos o focos excesivamente cerca de adornos de papel; y controlarán si los toldos nuevos que se incorporan cumplen con la reacción al fuego exigible por la normativa.

Estos efectivos solicitarán el certificado de solidez de la estructura en el supuesto que sea exigible, y, en el caso concreto del circo, vigilarán que se cumple la normativa vigente en todos los aspectos. Según el Ayuntamiento, la principal novedad este año es la entrada en vigor de la nueva ordenanza municipal de la Feria de Abril, que viene a recoger sugerencias de años anteriores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios