Una 'botellona' concentra a más de 4.000 jóvenes en el Charco de la Pava

  • Acuden 2.000 personas menos que a la última cita de 2010.

Comentarios 60

Cerca de 4.000 jóvenes se dieron cita ayer en la macrobotellona que se celebró en el Charco de la Pava y sus inmediaciones. Más de 30 efectivos policiales se encargaron de vigilar una concentración que provocó el cierre al tráfico rodado de la avenida de Carlos III. Según los jóvenes, la cita se organiza todos los meses de febrero como antesala de la conocida fiesta de la primavera, para celebrar el fin de los exámenes universitarios.

Tuenti, tinto y ron. Éstas son las palabras claves de una macrobotellona que, según los jóvenes, se convocó principalmente y de manera anónima a través de la red social española. "Desde la semana pasada me empezaron a enviar muchos eventos que informaban sobre este botellón", comentó Patricia Campos, una joven sevillana de 22 años que llegó al lugar alrededor de las seis de la tarde.

Sin embargo, la aglomeración de personas empezó a notarse a partir del mediodía. "Yo llevo aquí desde la una tomando tinto y ahora empezaré con el ron", declaró Víctor Durán, un estudiante de bachillerato de Dos Hermanas.

El puente del Cachorro era ayer un reguero continuo de jóvenes que portaban bolsas con botellas de alcohol, refrescos y hielo. Desde Plaza de Armas -donde se encuentra un conocido supermercado- hasta el Charco de la Pava, donde el Ayuntamiento de Sevilla está construyendo un botellódromo, era raro el lugar donde no hubiese un grupo de chavales haciendo botellona.

Algunos jóvenes, sobre todo las chicas, se quejaban ayer de la ausencia de baños en la zona. "Podían poner servicios móviles como en los conciertos", denunció la estudiante de Magisterio, Cristina Cordobés. Otros lo advertían acerca de la nula iluminación de la zona. Y es que, según reconoció la Policía Local, "cuando cae la noche y no se ve absolutamente nada es cuando empieza lo peor. Es cuando llegan los chicos más problemáticos y comienzan las peleas". Aún así, los agentes quisieron destacar la ausencia de incidentes durante la jornada.

La última macrobotellona que se celebró en Sevilla se remonta al 19 de marzo de 2010, cuando más de 6.000 jóvenes festejaron la llegada de la primavera. En la convocatoria de ayer, algunos de los asistentes, como el estudiante de Educación Especial, Pablo Montero, coincidieron en señalar que había muchos más menores de edad que en anteriores convocatorias.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios