El cambio climático hará habituales olas de calor como la del año 2003

Comentarios 0

Las informaciones sobre los efectos que el cambio climático tendrá sobre esta zona del sur de Europa se ofrecen en pequeñas dosis, pero cada una suele ser más alarmante que la anterior. La última de estas dosis fue ofrecida ayer en Sevilla por el catedrático de Ecología de la Universidad de Castilla La Mancha, José Manuel Moreno, uno de los científicos españoles que han participado en el último informe del IPCC (Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático), en el que se han actualizado todos los datos que existen a nivel mundial sobre este fenómeno.

José Manuel Moreno avanzó los nuevos efectos sobre la zona sur de España de una forma muy gráfica y, al mismo tiempo, temible. Las temperaturas que se alcanzaron en la famosa ola de calor del año 2003 que provocó más de 35.000 muertes en toda Europa y unas 6.500 en España se convertirán en las temperaturas medias de Andalucía a finales del presente siglo, según reveló en una conferencia sobre las implicaciones del cambio climático sobre la cuenca del Guadalquivir, que pronunció en unas jornadas organizadas por Emasesa.

Juan Manuel Moreno advirtió que esta ola de calor, que afectó especialmente a Centroeuropa pero que también tuvo su reflejo en Sevilla, obedeció a "un fenómeno de unas dimensiones que eran muy poco probables en el clima de antes, pero que a partir de ahora serán cada vez más comunes". De hecho, este científico, que coordinó el grupo de trabajo sobre Europa de esta última reunión del IPCC en Valencia, pronosticó que el 50 por ciento de los días del año serán tan cálidos como los que actualmente son calificados como "extremadamente cálidos", que en el caso de Sevilla son los que superan los 40 grados.

Dentro del apartado de catástrofes que se avecinan derivadas del cambio climático, José Manuel Moreno dibujó también el panorama de las próximas sequías que azotaran Andalucía a lo largo de este siglo. Igualmente, el panorama es desolador, por cuanto la previsión es que los periodos de escasez de lluvias alcancen intensidades de las que no se recuerdan, por cuanto este científico mantuvo que las grandes sequías que actualmente sólo se dan -estadísticamente- una vez cada cien años se convertirán en periódicas cada diez años, aproximadamente.

Moreno argumentó que el último informe del IPCC aprobado en Valencia la pasada semana ya concluye que "el calentamiento del sistema climático es inequívoco" y que ya existen bastantes situaciones en las que las predicciones y modelos climáticos "coinciden en buena medida con lo que ya está pasando". Un ejemplo de esta circunstancia ocurre, precisamente, en el clima mediterráneo al que pertenece la provincia de Sevilla, donde ya se ha detectado un descenso de un 20 por ciento en las precipitaciones en los últimos años. Pese a estas confirmaciones, Montero admitió que muchos de estos modelos climáticos futuros "están sujetos a una gran incertidumbre, aunque eso no nos debe impedir comenzar a trabajar ya para evitar el impacto del cambio climático".

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios