Seis años de cárcel para el repartidor que apuñaló al novio de una panadera

  • La víctima recriminó al condenado que le gritara a su novia en el trabajo y éste le clavó una navaja en el corazón

Comentarios 1

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a un joven de 31 años, cuyas iniciales son R. R. D., por apuñalar en el corazón a un hombre que le recriminó que chillara a su novia en una disputa de trabajo, en una panadería de la Avenida de Los Gavilanes de Sevilla. La sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, considera probado que el 31 de octubre de 2005, el inculpado llegó con una furgoneta a dicha panadería para descargar varios cestos.

La dependienta del establecimiento, "que veía que el acusado se retrasaba", empezó a llamarle a gritos. El repartidor, a su vez, también comenzó a chillarle para decirle que no le gritara. Ante este cruce de voces, el novio de la tendera, que la había llevado a trabajar, comenzó a reprender la actitud del repartidor. En el curso de esta discusión, este último sacó una navaja, mientras que el novio cogió un casco de motorista; objetos que ambos soltaron por consejo de la dependienta y empezaron a pelear a puñetazos.

El juez agrega que, tras ser separados, "el inculpado esperó a la víctima y esperó a que estuviera solo para decirle: ¡Ahora sí te voy a pinchar, maricona!". En ese instante le asestó un navajazo que penetró en la cavidad torácica y alcanzó el corazón, lo que provocó un colapso pulmonar. El magistrado apunta que tales heridas "podían haber ocasionado la muerte del joven de no mediar una intervención médica de emergencia". La víctima estuvo hospitalizado 13 días y tardó en curar seis meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios