Un cartel de lujo para ir de compras

  • 200 expositores muestran al público de la Feria del Toro multitud de artículos vinculados con lo taurinol x feria del toro Palacio de Exposiciones y Congresos. Hasta el 10 de febrero. De 11.00 a 21.00. Entrada al recinto: 9 euros; al espectáculo, 6 euros.

"No es nada fácil decidirse. Con tanta variedad de productos y la buena calidad que todos tienen, la compra de cualquier cosa se complica". María del Carmen Gil se mostraba ayer indecisa frente al stand de la Asociación de Artesanos de Villamanrique. Esta vecina de Nervión acudía por primera vez a la Feria Mundial del Toro en busca de un traje de flamenca que lucir la próxima Feria de Abril. No sabemos si finalmente María del Carmen lo encontró, pero tras dar una vuelta por el Palacio de Exposiciones y Congresos lo que queda claro es que opciones para hacerlo, tuvo unas cuantas.

Tanto el Pabellón Plaza como el Comercial de la X Feria Mundial del Toro están repletos de expositores -en total son 200- con todo tipo de productos artesanos que de alguna manera se relacionan con el mundo del toro y las tradiciones más arraigadas de nuestra tierra.

Figuran desde los relacionados directamente con la fiesta nacional como son los artículos de guarnicionaría, taxidermia, alimentación para ganado o laboratorios veterinarios, hasta aquellos dedicados al comercio del arte, léase cuadros y fotografías de escenas taurinas o esculturas. Destacan los complementos adecuados para acudir a una corrida de toros, como son los de joyería, mantones o textil.

"Para aficionados y para profesionales, Manfredi (www.capotesmanfredi.com) es una tienda especializada en artículos de brega y complementos taurinos", explica Bárbara López, quien indica que desde 230 euros pueden adquirirse capotes y desde 45 algunos de los cinturones diseñados por ellos mismos.

Algo más caro resultan las esculturas de bronce de José Luis Jurado, cuyas obras por encargo pueden alcanzar los 12.000 euros. Tallas exclusivas que escenifican la vida en el campo del toro, coches de caballos o simpecados que sólo se exhiben en público una vez al año, no pierdan la ocasión. También es de bronce un caballista firmado por Soriano que el anticuario Almoneda Silva vende en su expositor, junto con porcelanas, cuadros y muebles.

Los más típico se mezcla con lo más novedoso y desde hace tres años el Comercio Justo también tiene su lugar en la feria. Daniel Valdés muestra los productos de su país, Perú. A los niños Manuelitos del Perú, se suman los tapices, pulseras, collares y pashminas de la India. "Una oportunidad para encontrar regalos desde 2 euros", indica el vendedor quien dice que "este también es el escenario para ser solidario".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios