Tres casos de lesión medular en lo que va de verano

  • Los expertos advierten de los riesgos de las zambullidas en piscinas, playas o riberas de ríos

Tres casos de lesión medular en lo que va de verano Tres casos de lesión medular en lo que va de verano

Tres casos de lesión medular en lo que va de verano

La Unidad de Lesionados Medulares del Hospital del Aljarafe, centro de referencia para la rehabilitación de estos pacientes para Sevilla, Huelva, Cádiz y Málaga, ha recibido en lo que va de verano tres casos por zambullidas. Durante todo el verano de 2016 se registró un caso.

"El perfil suele coincidir con el de un varón joven de entre los 15 y los 25 años", explica el doctor Bosco Méndez, especialista en rehabilitación, que advierte de la grave consecuencias: "Se lesiona el cuello, se fracturan vértebras a nivel cervical, lo que provoca tetraplejia; es decir, parálisis de las piernas y de los brazos". Para prevenir este tipo de accidentes con secuelas irreversibles que afectan a la movilidad de los afectados, el Hospital del Aljarafe, ha lanzado un año más una campaña bajo el lema Mejor sumergirte que saltar.

El doctor Bosco aconseja "comprobar las aguas antes de una zambullida y recordar que las corrientes pueden mover objetos de un día para otro, de modo que podemos encontrar en el fondo una madera o una piedra que el día que antes no estaba". Evitar zambullidas en aguas turbias, en las que no se ve el fondo y extender los brazos para proteger la cabeza son otras de las recomendaciones. El doctor Manuel Rovira, responsable de la Unidad de Columna en el Hospital Macarena, explica que lo ideal sería "no tirarnos de cabeza".

Las vértebras que habitualmente se fracturan son la C2 y C3. "En el interior de las vértebras se localiza el canal medular, donde se encuentra la médula, que es el cable que conecta el cerebro con el resto del organismo. Una lesión a este nivel afecta prácticamente desde el cuello hacia el resto del cuerpo", asevera el doctor Rovira.

Una zambullida en aguas poco profundas puede afectar al cuello y provocar la rotura de vértebras y lesión en la médula. "No se debe saltar en aguas donde no conozcamos qué hay en el fondo, ni la profundidad, o por ejemplo, ante la posibilidad de que haya otra persona buceando", añade el especialista.

Las zambullidas representan la tercera causa de lesión medular. La primera causa son las caídas (escaleras, en el domicilio o en accidentes laborales), seguidas por los accidentes de tráfico y las actividades deportivas y/o lúdicas, como las zambullidas. Las lesiones medulares traumáticas predominan en hombres con una relación hombre/mujer de 5/1. Por niveles neurológicos las lesiones más frecuentes son las cervicales, seguidas por los problema dorsales y lumbares. Las secuelas suponen un importante impacto en la vida de los afectados y de sus familias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios