El 18% de los catedráticos de la Hispalense son ya mujeres

  • La Universidad de Sevilla está cinco puntos por encima de la media nacional de catedráticas · El I Plan de Igualdad se ha cumplido en un 90%, pero todavía se está muy lejos de la paridad entre sexos.

Comentarios 5

El 18% de los catedráticos de la Universidad de Sevilla ya son mujeres, según datos aportados por la propia institución. En total, de las 521 cátedras que actualmente existen en la Hispalense, 428 están ocupadas por hombres y 93 por mujeres. Para algunos, esta cifra parecerá a todas luces insuficientes, pero lo cierto es que supone todo un avance si se tiene en cuenta que hace sólo cuatro años el porcentaje era del 12%. Es decir, que en este periodo se ha avanzado seis puntos porcentuales, lo mismo que en los 20 años anteriores .

Además, según los datos aportados por el estudio Las mujeres en la universidad española, del profesor de Vigo Alberto Vaquero, la media nacional de catedráticas es del 13%, por lo que la Hispalense estaría muy por encima de esta cifra (cinco puntos porcentuales), aunque también por debajo de universidades como la Autónoma de Barcelona, donde el número de catedráticas ya alcanza casi el 22%.

Según la directora de la Unidad para la Igualdad de la Universidad de Sevilla, Isabel Vázquez Bermúdez, este importante avance se debe a que "las políticas de género aplicadas están haciéndose visibles". Y es que la Hispalense ha sido una de las universidades pioneras de España en impulsar la igualdad entre sus miembros independientemente de su sexo. De hecho, fue una de las primeras del país en crear una Unidad para la Igualdad en junio de 2008, así como en redactar un Plan de Igualdad de Género, que fue aprobado por el Consejo de Gobierno el 16 de junio de 2009. Pero, sobre todo, según Vázquez Bermudo, una de las causas más importantes es "el compromiso del rector Joaquín Luque por erradicar o disminuir las desigualdades de género, ratificado día a día por sus políticas y actuaciones".

En la Universidad de Sevilla se observa con claridad cómo la igualdad avanza mientras más jóvenes son lo sectores analizados. Por ejemplo, las alumnas ya suponen el 53% de la población estudiantil de la Hispalense; es decir, que son mayoría. En las recientes elecciones parciales a claustro del sector de los alumnos, el 48% de las elegidas fueron mujeres y el 52% hombres. Un avance si se tiene en cuenta que en las elecciones anteriores el número de féminas elegidas alcanzó sólo el 34%. Estos números, que ya se acercan bastante a la paridad no se deben, sin embargo, a un comportamiento espontáneo, sino a la aplicación del Reglamento General de Régimen Electoral, creado, precisamente, por la Hispalense para "propiciar una representación equilibrada en los órganos de decisión". La aprobación de esta normativa, que convirtió a la Universidad de Sevilla en la tercera de España (tras Vigo y País Vasco) en tenerla, establece que en cualquier proceso electoral que se celebre en la institución no se puede elegir a más del 60% de las personas del mismo sexo.

El Reglamento General de Régimen Electoral es reivindicado por la Unidad para la Igualdad como uno de los grandes logros del mandato de Luque (que finaliza este curso) en políticas de género. Pero aún queda mucho camino, como indica el que sólo haya cuatro decanas en los 25 centros propios de la Universidad de Sevilla.

También en el sector de los profesores titulares de la Hispalense se ve un avance hacia la igualdad. Según el Anuario Estadístico del curso 2010-2011, de las 1.370 personas con esta categoría dentro de la Universidad, 500 eran mujeres (36,5%) y 870 hombres (63,5%). También en este apartado se está por encima de la media nacional, con el 34,9% de mujeres con la plaza titular.

Las cifras de igualdad mejoran sustanciosamente en las escuelas universitarias, tal como también consta el anuario de la Hispalense. En concreto, en las cátedras de estos centros se roza la igualdad: 47 hombres y 40 mujeres, es decir un 54,02% frente a un 45,98%. En el apartado de profesores titulares de escuela universitaria, la brecha aumenta un poco: un 60,37% de hombres frente a un 39,63% de mujeres.

A la luz de los datos, aunque la igualdad avanza claramente, "ésta no será posible sin la implicación y el compromiso de todos los miembros de la comunidad universitaria", según Isabel Vázquez Bermudo. Para ello se trabaja en el marco del I Plan de Igualdad de la Universidad de Sevilla, que aunque finaliza en 2012 ya está cumplido "en algo más del 90%". "La meta de estos planes será alcanzar la igualdad real que toda la comunidad universitaria y esta sociedad se merecen. Desde luego, este objetivo no lo conseguiremos el año que viene", dice la directora. Por ejemplo, una de las actuaciones ha sido el cambio de nombre de la Escuela Superior de Ingenieros por el de la Escuela Superior de Ingeniería, "ya que no es justo que el nombre de un centro excluya una parte del alumnado".

El Plan, que fue el primero en aprobarse en Andalucía, abarca 102 líneas de actuación en siete ámbitos concretos: política universitaria de igualdad, responsabilidad con la sociedad, comunicación en imagen institucional, representatividad, contexto laboral, corresponsabilidad y conciliación y acoso, actitudes sexistas y percepción de la discriminación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios